Agustín López Santiago.

Salina Cruz, Oax. El proyecto de reubicar a unos 200 comerciantes de pescadores y mariscos en la vía pública sigue en espera, aun cuando generan una contaminación por los olores y el agua que lo desechan en la avenida 5 de mayo.

Desde hace 12 años se impulsó un proyecto que contemplaba la construcción de un mercado donde se expendiera el marisco, pero fue hasta hace seis años cuando se logró edificarlo.

Sin embargo por cuestiones políticas y el presunto desvío de recursos públicos, generó que el mercado construido en el barrio Cantarranas permaneciera abandonado por espacio de cuatro años.

Desde el 2010, el gobierno municipal intentó reubicarlos e incluso desalojarlos, pero los vendedores promovieron un amparo que les impidió moverlos y hasta la fecha permanecen en céntricas calles dando un mal aspecto.

En este sentido los comerciantes no han cedido a que sean reubicados al sostener que tienen más de 20 años vendiendo en ese sitio y además los pretenden reubicar en una zona alejada del área donde se genera el comercio diariamente.

Lorenzo Hernández representante de un grupo de vendedores expresó que no hay las condiciones y mucho menos la seguridad, sanitarios, zona de descarga que permitan a todos realizar sus actividades.

Dijo que muchos de sus compañeros son eventuales y otros lo ven como un sustento el comercializar los productos marinos, es por esta razón que no quieren dejar su patrimonio.

Y es que el problema que los ex funcionarios se han encontrado es que el 50% de los comerciantes están dispuestos a ser reubicados en el Mercado, en contraparte, el otro porcentaje se niega al considerar que no hay las condiciones para hacerlo.

Por otra parte, empresarios exigieron a los inspectores de la Secretaría de Salud verifiquen bajo qué condiciones laboran los vendedores de pescadores de mariscos en la vía pública debido a la contaminación que generan diariamente porque desechan las vísceras y agua a la vía pública.

No hay comentarios

Deja un comentario