¿Qué tan “riesgoso” es ser periodista?

En nuestros días, el Periodismo como empresa, ocupación, carrera, labor o como desee llamar, invaluable lector, es “de alto riesgo”, si ya llamarlo “de riesgo” solamente es preocupante pero no suficiente. Pero el Periodismo implica riesgos igual que otras muchas ocupaciones: albañilería, ingeniería, técnico electricista, artista o malabarista circense, chofer, policía, bombero, vendedor de gas… En fin, que hasta ser ciudadano común, peatón común, podría considerarse un deporte extremo y de muy alto riesgo.

SOL COSTA BENMORIN 6 de abril 1 baja

            La cosa es que el Periodismo debería ser libre y dedicarse a éste no debería implicar ningún riesgo pero, repito, en nuestros días ser periodista LIBRE y “democrático” podría resultar muy peligroso, dependiendo de la zona y condiciones en que se trabaja.

            Un reportero de guerra, por ejemplo, está expuesto a recibir una imparable y letal ráfaga balazos o la mortífera metralla de una explosión cercana. Quien hace reportajes sobre las mejores pastelerías de la ciudad no está expuesto a grandes riesgos; a lo mucho a mancarse la camisa de merengue y en el peor de los casos a morir aplastado por un pastel de una tonelada.

            Sin embargo, el ser humano se expone a distintos riesgos, se dedique a lo que se dedique, no necesariamente por ser periodista. Un ejemplo: Un periodista que camina en la calle no nota que el semáforo está en verde y no puede aún cruzar la calle. Cruza la calle, lo atropellan y muere… ¿Murió por ser periodista o por güey?

            No tengo el dato preciso de cuántos somos los que nos dedicamos al periodismo, estemos o no afiliados a sindicatos y agrupaciones, pero somos muchos… un chingo, y muchos corremos grandes riesgos todos los días, y no a todos se nos dota de seguridad personal.

            Sin embargo a Hiram Moreno, periodista del Istmo, se le ha hecho costumbre pedir y que le faciliten oficiales para su cuidado personal. Nomás le pica una hormiguita y corre a pedir que se le asignen guardias personales a través de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, guardias que NOSOTROS PAGAMOS.

SOL COSTA BENMORIN 6 de abril FOTO 2            Lo extraño es que Hiram Moreno NO es un periodista libre. Hiram Moreno NO es un periodista al que se le conozca por amplios y profundos reportajes que expongan la corrupción de los políticos poderosos, al contrario: su trabajo es, regularmente, de LAMEBOTAS. Consta que recibía y probablemente siga recibiendo 50 mil pesos mensuales de Rosa Nidia Villalobos, presidenta de Salina Cruz (fotos), por hablar bonito de ella y ocultar los presuntos actos de corrupción y presuntos desfalcos al Erario en ese municipio. Entonces, ¿qué enemigos públicos y ampliamente conocidos podría tener Hiram Moreno?

            Según el propio Hiram Moreno, Anselmo Villalobos (supuesto actual asesor del gobierno municipal de Huatulco), quien anteriormente era muy amigo suyo, lo habría amenazado de muerte tras una serie de reportajes de denuncia por presuntos malos manejos en las dotaciones de diésel de PEMEX a pescadores, que según los reportajes del periodista, Villalobos robaba y vendía en lugar de ser intermediario de esa dotación (gratuita) a los pescadores por parte de la paraestatal.

SOL COSTA BENMORIN 6 de abril FOTO 3

            Pero no hay más vínculos o antecedentes de las posibles agresiones y amenazas contra Hiram Moreno, y es ahí en donde debo ser cuidadosamente preciso: Las agresiones y asesinatos contra periodistas son reales, pero NO todas las agresiones o riesgos a los que está expuestos un periodista se deben a que sea periodista o por algo que haya publicado.

SOL COSTA BENMORIN 6 de abril FOTO 5

            Hiram Moreno fue detenido recientemente por estar acompañado de un guardia personal presuntamente sin permiso para portar arma (fotos). Meses antes publicó fotografías en su cuenta personal de mensajes recibidos a su celular en que lo amenazan de muerte.

            Ahora, le designan nuevamente guardia personal tras haber sido golpeado en días anteriores, pero no acusa a nadie en particular ni existen antecedentes claros ni precisos que “evidencien” que las agresiones y amenazas se deban a su labor periodística.

            Lo anterior provoca que la defensa de periodistas no sea pareja ni seria para todos. Con las solicitudes y dotaciones de protección de Hiram Moreno, pareciera que el asunto es un juego solamente para influyentes, y ello resta credibilidad a las solicitudes de los periodistas que realmente necesitan de protección y de atención de las agresiones que han sufrido.

11106467_10200481240268769_170056581_n

            Recientemente Daniel Pérez, de nuestro medio, fue amenazado con mensajes y fotografías que intentan intimidarlo, pero es probable que en este país, en este estado, la atención a las agresiones contra periodistas no sea pareja ni justa, sobre todo con los antecedentes de “periodistas” como Hiram Moreno a quien se le conceden guardias personales a cada rato por amplios lapsos como si fueran chocolates.

           

Au revoir

 

Mario Osiris Benavides Morin

Catedrático de la Universalidad de Oaxacalifornia

 

No hay comentarios

Deja un comentario