Damnificados realizan un plantón – ayuno frente en las oficinas del Alto comisionado de la ONU para los derechos humanos.

0
170


• Denuncian la discriminación que como pueblo indígena han venido sufrido por parte de los tres órdenes de gobierno.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Integrantes de la Red de Vecinos Damnificados por el Sismo, las Mujeres en Resistencia, el Movimiento de Trabajadores Damnificados y la Unión Regional Independiente, acompañados por la COCEI ML, se instalaron en un plantón – ayuno frente a las oficinas del Alto comisionado de las naciones unidas (ONU) para los derechos humanos, denunciando la discriminación que como pueblo indígena han venido sufriendo por parte de los tres órdenes de gobierno.

Los inconformes aseguran que, a más de 7 meses del terremoto, existen problemas con las tarjetas, tan es así que falta el último pago de 30 mil pesos de materiales y 5 mil pesos de débito.

 

Indican que hay tarjetas de daño total que no cuentan con ningún solo peso, personas que no han recibido tarjetas de daño total y parcial, personas que cuentan con folio, pero no aparecen en el sistema de SEDATU.

Además, alrededor de 350 paisanas totoperas y panaderas que fueron censadas por CDI y validadas porque sus hornos sufrieron afectaciones graves, no aparecen en la lista de los ayuntamientos de Juchitán y Tehuantepec.

También mencionan que hay altas tarifas de luz para los usuarios de los municipios afectados por los sismos que ya no cuentan con viviendas y más de 100 paisanos damnificados del Istmo de Tehuantepec, fueron excluidos por Infonavit del apoyo de un recurso económico que por tantos años de trabajo han ahorrado.

Por este motivo exigen una mesa de diálogo en la Secretaría de Gobernación (SEGOB) con las dependencias federales, SEDATU, CDI, BANSEFI, INFONAVIT y CFE para plantear los problemas y buscar una solución.

Se pronunciaron por, no más discriminación por ser pobres, no más discriminación por ser indígenas, no más discriminación por luchar por sus derechos, no al pago de Luz y no al robo de sus ahorros.

Deja un comentario