El senador Benjamín Robles Montoya, secretario de la Comisión de Estudios Legislativos de la República, enfatizó contundentemente que las modificaciones recién aprobadas a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos no incentivará un incremento en la competitividad del país, ni generará una mayor eficiencia en los flujos comerciales y migratorios.

Y es que el Pleno aprobó el dictamen de la iniciativa enviada por el Ejecutivo federal con el fin de autorizar la portación de armas en territorio mexicano a servidores públicos extranjeros de migración, aduanas, así como a los agentes de seguridad en el marco de las visitas oficiales de jefes de Estado, gobierno y ministros.

“De verdad, nosotros no concebimos de qué manera la sola portación de armas puede hacer más eficiente la actividad económica, por más que le busco no entiendo, tampoco cómo la portación de armas va a mejorar la competitividad, ni tampoco los esquemas de cooperación que ya existen y que no van a ser modificados en lo absoluto”, argumentó.

Previo a la sesión ordinaria, en reunión de comisiones unidas de Defensa Nacional, Gobernación (integrante) y de Estudios Legislativos, Robles Montoya señaló algunas cosas del dictamen que a su parecer consideró como incongruentes.

“Por eso compañeras, compañeros, yo con toda claridad les digo que, para un servidor, esta reforma ni siquiera tiene que ver con modificar en forma alguna los procedimientos de inspección aduanal o migratoria, que lo único que hace es autorizar a quienes las realizan a aportar armas, eso es lo único que se está planteando, por lo tanto para mi está totalmente fuera de lugar”, expresó.

Al igual que otros legisladores de su grupo parlamentario del PRD, el representante popular destacó en su momento que el dictamen únicamente veía la portación de armas desde la operación y no desde una perspectiva de riesgo para los derechos humanos de las personas que cruzan la frontera y que serán sujetos a revisión por parte de los agentes aduanales.

No hay comentarios

Deja un comentario