No es posible que no se garantice la seguridad de instituciones educativas, denunció el Director del Instituto Coubertin, Mario Eduardo Martínez Sánchez, a unas horas de haber sido desalojado de manera violenta junto con personal de ese centro educativo por un grupo de personas encabezados por quien dijo llamarse, Cristian Duarte, manifestó su impotencia de ver como destruían y saqueaban las instalaciones de una institución cuyo modelo es único en América Latina y con reconocimiento internacional , “no es posible que no se garantice la seguridad ni siquiera en los centros educativos, mucho menos que se vengan a violentar la autonomía de los ejidatarios al quererlos despojar de sus predios”.

Autor de varios libros entre ellos “solo para personas dulces”, médico endocrinólogo, Subdelegado Nacional de la Asociación Latinoamericana de Diabetes. y promotor de un nuevo esquema para combatir la obesidad infantil en varios países hispanos con reconocimiento por la asociación internacional de diabetes, hizo un llamado enérgico a los Gobiernos Municipal y Estatal, a fin de darle solución a esta problemática, que de no atenderse –advirtió- podría acabar en derramamiento de sangre, toda vez que los ejidatarios están dispuestos a desalojar a los invasores aunque se tenga que usar la violencia.

Por lo que Martínez Sánchez pidió la intervención del gobernador Gabino Cué Monteagudo, para dar solución a este conflicto surgido por la posesión del predio donde se encuentra ubicada la institución educativa en Viguera, perteneciente al municipio de Oaxaca de Juárez.

Afirmó que se tienen ampliamente identificadas a las personas que participaron en esta acción violenta que se registró el pasado sábado, detalló cómo se dieron los hechos en los cuales fue golpeado y retenido por un grupo de personas encabezadas por un individuo de nombre Cristian Duarte, el cual ya fue denunciado penalmente ante la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Reiteró que existen decenas de testigos de cómo fueron los hechos, entre ellos personal administrativo y docente, algunos de los cuales tienen ya once años han trabajado en la institución educativa, los cuales con impotencia vieron como saqueaban sus instalaciones y causaban destrozos al interior, dañando vehículos propiedad del Instituto.

“La policía no quiso intervenir para detener a estas personas a pesar que estuvieron presentes” dijo Martínez Sánchez quien lamentó este hecho y sobre todo que se atentaba en contra de una institución educativa que ha luchado por una sociedad mejor, somos oaxaqueños y le hemos apostado a buscar la excelencia educativa e integral en nuestros alumnos y también estamos impulsando un programa para combatir la obesidad en la población infantil a través de capacitación a maestros, padres y alumnos de cualquier escuela oficial de México y de países como argentina, Colombia, Peru y el Salvador entre otros.

Y con toda impunidad a plena luz del día un grupo de delincuentes han destrozado lo que ha sido años de trabajo y esfuerzo, aun hoy a 24 horas de los hechos, la institución educativa “continua tomada por delincuentes”, es por ello que solicitan la intervención del gobernador para que se desaloje a estos sujetos. En caso contrario, se establecerá el estado de ingobernabilidad en perjuicio de las empresas oaxaqueñas, ya que no es posible, señaló, no se garantice la seguridad de las instituciones educativas privadas.

Más de 4 mdp las pérdidas

Es de mencionar que en las instalaciones del Instituto Coubertin también se encuentra el museo de la moneda, que está valuado en cerca de 4 mdp, no contando el valor histórico que tiene, mismo que también fue saqueado a pesar de que estaba bajo cerraduras de seguridad reforzada.

El museo de la moneda de Oaxaca alberga cerca de 20 mil piezas de acervo que se integra por monedas y billetes se ilustra el arte de más de 100 países , cuyo objetivo es promover la cultura a través de la numismática y los diferentes contextos históricos de la economía en las naciones del mundo. De acuerdo a Martínez Sánchez, cada una de las series y colecciones cuentan con datos históricos, ya sea de los países de origen o bien de los personajes históricos que aparecen en el diseño. Un claro ejemplo de lo anterior es una moneda de sor Juan Inés de la Cruz la cual cuenta con una biografía de la vida y obra de esta escritora mexicana del siglo XVII, así como otros datos interesantes para completar el proceso de diálogo entre lo expuesto en el museo y el aprendizaje de los visitantes.

Explicó que uno de los atractivos históricos más importantes del museo es un dracma romano, esta pieza original data del año 70 después de Cristo y se encuentra en un estado de conservación óptimo y se exhibe por su importancia en un cristal que se distingue de las demás. En la Sala México se puede encontrar una moneda de 1776, se trata de una denominación de 8 y 4 reales, de hecho el real fue una denominación de moneda en México que se mantuvo vigente hasta 1897, cuando se dejó definitivamente el antiguo sistema de fracciones en octavos por el decimal. Las equivalencias eran de un escudo de oro por 16 reales de plata o 128 tlacos. El peso se convirtió en 1897, en la única unidad monetaria vigente en México, con una tasa de cambio de 8 reales por un peso.

Por ello lamentó que un acervo cultural tan importante haya sido destruido y reiteró la necesaria y urgente intervención de las autoridades, no sólo para hacer un avaluó de los daños, sino también para garantizar la continuidad en los estudios de los alumnos así como su integridad física.

No hay comentarios

Deja un comentario