• De manera prepotente Manuel Javier Moreno Villalobos quien se dijo inspector de PROFECO pretendía cerrar una negociación.

Saúl Valdez Escobar

Salina Cruz, Oax.- Manuel Javier Moreno Villalobos hijo de la presidenta municipal de esta Ciudad Rosa Nidia Villalobos González, quiso hacer gala de sus autoridad para cerrar la negociación “Refrigeración Mateos”, propiedad de la familia del Regidor Fabián Mateos, toda vez que se ostenta con el cargo de inspector de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), puesto que le consiguió su mama, pues ya se había evidenciado que cobraba en la nomina del ayuntamiento sin trabajar.

IMG-20150320-WA0032

Por lo que con todo lujo de prepotencia el “Junior Profeco”, llegó a la negociación y con palabras altisonantes pretendió clausurar el negocio, bajo el argumento que no exhibían precios y el tenia toda la autoridad para cerrar los negocios que no cumplen.

Con gran lujo de prepotencia y emulando a la Lady de PROFECO, Moreno Villalobos llegó en un vehículo sin placas Ford Explorer propiedad de la presidenta municipal, el cual por cierto era manejado por su novia, quien en todo momento le hacia señas, ya que el vehículo estaba mal estacionado .

IMG-20150320-WA0034

Cabe destacar que Manuel Javier Moreno Villalobos presentaba una actitud de comportamiento extraña, como si estuviera bajo el influjo de alguna droga o alcoholizado.

Lo que generó el temor de quienes se encontraban en la tienda, pues prácticamente estaban siendo extorsionados y al ver que se hacia señas con la persona de la camioneta, el propietario salió y le tomó una foto, lo que hizo que el “Junior Profeco” agrediera a Edgar Mateos Figueroa, así como a su hermana a quién le dobló el brazo para quitarle el celular.

Al darse cuenta el guardaespaldas del “Junior de Profeco” de la situación corre y golpea a un trabajador de la negociación, sosteniéndolo para que Moreno Villalobos pudiera golpearlo.

Los hechos ocurrieron en el pleno centro de la Ciudad aproximadamente a la 13:45 horas con un gran numero de testigos, quienes atónitos no daban crédito a lo que pasaba.

Finalmente el “Junior de Profeco”, su novia y guardaespaldas se retiraron del lugar, amenazando que la policía municipal cerraría el lugar, ya que no sabían con quien se metían.

 

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario