A efecto de que el Consulado Mexicano registre a los niños y adultos nacidos en México que migraron a los Estados Unidos sin acta de nacimiento de su lugar de origen, el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya presentó una reforma al artículo 44 de la Ley de Servicio Exterior para garantizarles su derecho humano a la Identidad, nombre y nacionalidad.

“Esta ausencia de registro, repercute en otros derechos, ya que debido a que se ignora su existencia, no son tomados en cuenta en el proceso de elaboración y ejecución de políticas públicas. Oficialmente, son vidas que no suceden, condenados a la pobreza, porque sin la prueba de ciudadanía que otorga el acta de nacimiento, no pueden inscribirse en la escuela o trabajar en el sector formal”, expresó.

El presidente de la Comisión Sur-Sureste reiteró que social y políticamente, los mexicanos sin un documento que acredite su existencia legal no pueden beneficiarse de programas de alivio a la pobreza, acceder a la educación, tener una identificación oficial o incluso que familiares tramiten su acta de defunción.

Esta condición de invisibles a los ojos de la sociedad, sostuvo que deja a millones de sus compatriotas más vulnerables a las redes criminales de trata de personas con fines de explotación sexual y laboral, adopciones ilegales, así como el matrimonio prematuro.

Lo especialmente trágico para los migrantes mexicanos, refirió el legislador federal del PRD, es que muchos son jóvenes que califican para el programa de Acción Diferida y el de regularización para los llamados “Dreamers” que llegaron como niños a Estados Unidos sin papeles y que ahora pueden tener la residencia norteamericana.

Tampoco, recalcó Benjamín Robles, podrían solicitar protección a su deportación, en caso de que se haga efectiva la Acción Ejecutiva en materia migratoria decretada por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, el pasado 20 de noviembre de 2014.

No hay comentarios

Deja un comentario