Desmienten Policías Estatales a Gobierno de Oaxaca

0
334


Carina García/Libertad-Oaxaca.info

Policías Estatales de Oaxaca desmintieron al gobierno de la entidad  tras exponer una serie de deudas e irregularidades que se vive al interior de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPO), en donde se encuentran adscritos.

10959551_1001645433183058_8530453817924252019_n

Los uniformados quienes han cumplido con una semana de paro de labores, afirmaron que contrario a lo que han manifestado las autoridades locales, un trabajador gana alrededor de seis mil 500 mensuales, con prestaciones y no más de siete mil pesos como se aseguró.

Al descartar que sus demandas no responden a fines políticos o personales, los elementos expusieron que han sido objetos de amenazas, intimidaciones del mismo modo las minutas de acuerdo de siete puntos firmadas en el 2014 tras más de 14 días de paro de labores no han sido cumplidas.

Los elementos policiacos exigían la salida de Alberto Esteva Salinas de la corporación, renuncia que se presentó el pasado 2 de febrero de este año; sin embargo han quedado pendientes la Ley de Jubilación, el incremento de este concepto.

El seguro por riesgo de trabajo; toda vez que las instituciones en materia de salud sólo otorgan una prestación mínima “tenemos que hacer largas filas para obtener un paracetamol o naproxeno”.

Sin embargo, los uniformados reconocieron que la situación deplorable en la que realizan sus labores no es nueva, ya que el ex titular de la entonces  Secretaría de Protección Ciudadana (Seproci), Sergio Segreste Ríos y el encargado de la política interna de la entidad, Joaquín Rodríguez Palacios conoció estas peticiones desde años atrás.

Ambos funcionarios ulisistas sólo se comprometieron al igual que el gobierno de la “Paz y el Progreso” a dar atención a las demandas incluso negociar un incremento del salario del 30 por ciento, pero todo quedó en documentos.

Sin revelar los conceptos los uniformados enumeraron una serie de folios en donde se adeudan cantidades desde los 100 mil pesos hasta más de un millón de pesos.

 

Deja un comentario