Abogados de comuneros denuncian invasión de tierras por canadienses

0
371


Miguel A Luna

Oaxaca, Oax.-  El abogado Rogelio Núñez Ramírez, asesor jurídico de comuneros de Bajos de Chila San Pedro Mixtepec denunció la invasión de tierras por parte de la empresa canadiense VIVA RESORTS donde está construyendo un complejo hotelero.

IMG_7887

El litigante dijo que con toda la facilidad empresarios canadienses encabezados por Carl Muller se posesionaron de 32 hectáreas dónde hay un proyecto para construir 6 torres de 16 torres (cada uno), casino y bungalows con una inversión de 500 millones de dólares, contra quienes denunciaron ante el TUA según expediente 1033/2012, además de tener otros expedientes en corta de contra Alejandro Martínez Salazar por invadir 18 hectáreas y otro contra Marcos Burceaga, quien se posesionó de 4 has.

Desde el 2012 han estado buscando a los dueños o responsables del proyecto, sin embargo no dan la cara y sólo a través de sus abogados han tratado de llegar a un acuerdo porque los comuneros buscan una negociación para buscar la indemnización ó restitución.

La molestia de los comuneros es que los propios jueces del Tribunal Unitario Agrario obstaculizan el proceso al diferir audiencias, argumentan que cuentan con la representatividad jurídica y otros pretextos. Ahí es donde sospechan que hay tráfico de influencias.

Ante el daño ecológico irreversible y la invasión de la zona federal se está buscando la intervención de las autoridades estatales y federales porque con las del municipio de San Pedro Mixtepec no se puede, porque la policía municipal resguarda algunas áreas donde los campesinos tienen sus tierras para trabajar y no se les permite el paso.

A pesar de que los comuneros son ricos en extensión de tierras, no cuentan con los recursos suficientes para defenderse y recuperar su patrimonio, están dispuestos a defenderlo a como diera lugar, ya en una ocasión quisieron actuar contra los invasores pero se contuvieron pero ahora no se sabe que pueda pasar porque han manifestado que ya la prudencia se les terminó.

Deja un comentario