COORDENADAS DEL PODER    

Oscar Guerra/Politólogo. Twitter: @scarguerra

Los profesores pertenecientes a la sección 22 del magisterio oaxaqueño lanzaron una advertencia que a más de uno preocupa, impedir las elecciones a diputado federal en los once distritos que conforman el estado, el próximo domingo siete de junio, si el congreso local no aprueba antes de la jornada electoral su iniciativa de ley en materia educativa.

La sección 22 encuentra el escenario perfecto para presionar y tratar de conseguir su objetivo. No olvidemos que los docentes de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), recientemente lograron doblegar al gobierno federal para que le fueran reconocidos 7 mil maestros más, con plazas permanentes, alcanzando un total de 81 mil 300 profesores en Oaxaca.

La amenaza de nueva cuenta enciende los focos rojos para el Estado mexicano, considerando los antecedentes y porque además el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene planeado instalar casillas en 13 mil escuelas de educación básica que se encuentran bajo el control de este gremio magisterial.

Recordemos que la sección 22 se encuentra en una férrea lucha con la federación para evitar la aplicación de la reforma educativa en Oaxaca. Por lo que el tema de la armonización de la legislación local con la reforma constitucional en esta materia, se ha vuelto muy complicado.

El magisterio oaxaqueño ha presentado su propia iniciativa de ley, argumentando que es indispensable la creación de una legislación local resultado del diálogo y el consenso. Una ley que atienda la realidad lingüística, cultural y de dispersión poblacional del estado y que al mismo tiempo sea una herramienta para impulsar no sólo la prosperidad integral de miles de estudiantes, sino para que el desarrollo educativo sea de calidad y en condiciones de armonía.

Ante este escenario, los legisladores locales se encuentran ante la espada y la pared, ya que de aprobar una legislación acorde con la reforma constitucional estarían probablemente ante el embate de los más de 80 mil profesores de la sección 22 y por el contrario, dejar pasar la propuesta legislativa del magisterio oaxaqueño estarían violentando el marco constitucional.

Los profesores lo han advertido y sobre advertencia no hay engaño, por lo que se espera que durante la próxima plenaria del magisterio oaxaqueño, que se efectuará el próximo viernes 20 de marzo, la CNTE determine las acciones a seguir antes y durante la jornada electoral.

Hasta el momento, las acciones propuestas para el boicot son: a) impedir la instalación de casillas en las escuelas bajo su control en la entidad, b) el retiro y quema de la propaganda electoral o c) emitir un voto de castigo contra los partidos que aprobaron y promovieron la reforma educativa federal.

Sin lugar a dudas, con esta advertencia, el proceso electoral se complica en Oaxaca, aunado a los asesinatos políticos de las últimas semanas, la tensión social en varios municipios del estado y la falta de credibilidad en la actividad política, auguran un contexto complicado para el INE.

No hay comentarios

Deja un comentario