• El albergue de migrantes “Hermanos en el Camino“ pidió investigar la denuncia de un presunto robo y extorsión a un grupo de centroamericanos, por parte de elementos de la AEI

Rusvel RASGADO

CIUDAD IXTEPEC, OAX.- Coordinadores del albergue de migrantes “Hermanos en el Camino“ de Ciudad Ixtepec, exigieron a las autoridades investigar un presunto caso de robo y extorsión por parte elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) a un grupo migrantes centroamericanos, ocurrido el pasado lunes.

Alberto Donis Rodríguez, director del albergue de migrantes, dijo que según la denuncia de dos centroamericanos, los agentes estatales “detuvieron y extorsionaron a un grupo de migrantes en un autobús que se conducía de Unión Hidalgo a Juchitán, el lunes 22 de febrero en la mañana“.

“Estos hechos fueron denunciados por dos migrantes que pasaron desapercibidos entre los pasajeros, sin ser detectados por estos malos servidores públicos y que posteriormente llegaron al albergue de migrantes ‘Hermanos en el Camino’  a manifestar lo sucedido y pedir auxilio para localizar a sus compañeros“, informó Donis Rodríguez en un comunicado.

Indicó que de acuerdo con la versión de los dos migrantes, los hechos ocurrieron  el lunes entre las 9:30  y 11:00 de la mañana, en un autobús en el que viajaban de Unión Hidalgo a Juchitán, cuando cuatro sujetos armados con chaleco antibalas, quienes se conducían en un vehículo color negro, sin placas, detuvieron la unidad.

Los migrantes refieren que los Agentes Estatales, pidieron al chofer y al cobrador que se bajaran de la unidad, “uno de ellos se puso en la puerta de adelante, el otro en la puerta de atrás y dos más se subieron a pedir documentos de identificación a los pasajeros, cuando esta labor le corresponde exclusivamente al Instituto Nacional de Migración según la Ley de Migración, bajaron a 7 migrantes que no acreditaron su legal estancia y obligaron al chofer del autobús que continuara su recorrido“

“Para mala fortuna de estos malos elementos, no se percataron que en el autobús viajaban otros dos migrantes que posteriormente los delatarían y denunciarían los hechos“, expresó Donis Rogríguez.

Dijo que desde el albergue comenzaron a investigar el paradero de los siete migrantes y solicitaron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, con sede en Ixtepec, organismo que logró localizar a los centroamericanos en la estación migratoria del INM en La Ventosa.

“Posteriormente logramos contactar con las víctimas y nos dijeron que la AEI los había abandonado en las afueras de la Estación Migratoria de La Ventosa porque no les dieron dinero, y ante ello, tanto el Instituto Nacional de Migración como la Agencia Estatal de Investigaciones de la PGJE fabricaron un oficio de puesta a disposición para justificar una detención ilegal“, expuso Alberto Donis.

Ante estos hechos que el activista consideró que violentan los derechos humanos de las personas migrantes, indicó que el  personal del albergue de migrantes junto con los centroamericanos que fueron víctimas, interpusieron una denuncia penal ante la Fiscalía de Atención al Migrante en Ixtepec, iniciando el Legajo de Investigación 852/FM/2015 por los delitos de abuso de autoridad, privación ilegal de la libertad, tentativa de extorsión y los que se configuren en contra de Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones de Juchitán  y  una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

“Es importante mencionar que la extorsión a migrantes es una práctica que los judiciales o ministeriales han venido cometiendo durante mucho años  en la región del Istmo de Tehuantepec y que el albergue no ha dejado de denunciar y lo seguirá haciendo hasta que la PGJE tenga la voluntad de ponerles un alto“, puntualizó.

No hay comentarios

Deja un comentario