Luego de que el Pleno del Senado de la República aprobara en lo general y lo particular  el dictamen de reforma constitucional en materia de combate a la corrupción, el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya lamentó la falta de voluntad política para eliminar el fuero y así acabar eficazmente con la impunidad que existe en México.

Pese a que entre las modificaciones a diversas disposiciones de la Constitución Política se instituyó el Sistema Nacional Anticorrupción, el legislador del PRD aseguró que se desperdició una enorme oportunidad de responderles a las y los mexicanos a la altura del desafío que en materia de corrupción tiene este país.

“De frente al combate a los problemas como la delincuencia, la corrupción o la impunidad; frente a eso se debe comenzar por una verdadera política para resolverlos y por lo visto la única voluntad política expresada en este proyecto es la de mantener intacto el fuero del Presidente de la República, que siga siendo intocable como si se tratara de un ser sagrado”, argumentó.

Ante esta situación, Benjamín Robles reiteró que se estancó una vez más el momento de alcanzar la igualdad de justicia que tanto anhela la sociedad mexicana, donde los altos funcionarios confíen en las instituciones y se sometan a sus determinaciones como lo hace cualquier otro ciudadano de a pie.

“No veo porque al ciudadano sencillo hay que exigirle dejar en manos de la justicia su destino y no pedir lo mismo para el presidente de la República o para un legislador, por eso, todas y todos, sin excepción debemos ponernos a merced de la justicia en igualdad de circunstancias”, enfatizó.

Dijo que la permanencia del fuero, más que una protección de equilibrio de poderes es un permiso para desequilibrarlo, y quien ostenta un cargo público se seguirá sintiendo dueño del mismo, cometiendo abusos en la esfera pública y privada como si el Derecho lo asistiera.

Acabar con este privilegio, remarcó Robles Montoya, demostraría el espíritu demócrata al actuar como tal, obedeciendo como lo pide el pueblo. Por eso, puntualizó que esta reforma no es el instrumento idóneo que  permita combatir el mal de la corrupción.

No hay comentarios

Deja un comentario