En este 77 aniversario de la Expropiación Petrolera se debe conmemorar aquel hecho histórico de 1938 con acciones  que realmente beneficien a las y los mexicanos, sobre todo a los del Sur-Sureste donde se obtiene la mayor producción de crudo pero contrasta con la pobreza de los estados, asentó el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya.

El legislador participó en el Foro Internacional de Desarrollo Local, que se realizó en San Cristóbal de las Casas Chiapas, en donde lamentó que el Gobierno Federal con la reforma energética enterró parte de la historia de los mexicanos, como es la Expropiación Petrolera.

“Aquí se encuentran en el Sur-Sureste los yacimientos petroleros más abundantes del país; se han hecho enormes inversiones en infraestructura para extraerlo, pero son escasos los beneficios que ha recibido la población en general”, manifestó el presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado de la República.

Por ello, Robles Montoya  urgió el Ejecutivo Federal implementar proyectos estratégicos que logren detonar las potencialidades de esta parte del territorio nacional en favor de la propia región y del país.

No obstante, destacó que el Sur-Sureste no es una región marginada de las Políticas Públicas de la nación. De hecho, recalcó, ha recibido importantes recursos económicos en las últimas cinco décadas por lo que  no es un problema de olvido ni de falta de canalización de inversiones. 

El inconveniente, señaló el congresista,  es que estas inversiones se han canalizado a la explotación de los recursos regionales y han contribuido a la transferencia de riqueza de la región hacia el resto del país.

Insistió que esta zona tiene un enorme potencial de crecimiento, así como una gran capacidad para dinamizar a la economía del país, generando, a la vez, bienestar social para la población regional, que es la que  registra los menores índices de desarrollo humano del país. 

Benjamín Robles, quien ha visto la situación en la que viven sus paisanos, indicó que las entidades federativas del Sur-Sureste comparten un territorio, un espacio geográfico, problemas de atraso social; comparten la posesión de enormes y estratégicos recursos naturales, pero no así un espacio de crecimiento.

“Las personas son la verdadera riqueza de las naciones. Los ciudadanos del Sur-Sureste son la mayor riqueza de la región; trabajemos para ellos. Es tiempo de resultados, es tiempo del Sur-Sureste”, puntualizó.

No hay comentarios

Deja un comentario