Diana Manzo

TEHUANTEPEC, OAX.- Mil  500 comuneros de los municipios de Santa María Mixtequilla y Tehuantepec, exigen a Petróleos Mexicanos (Pemex), pagar daños en sus  terrenos, los cuales han sido afectados desde hace 30 años a la fecha, por una red de tubería de agua que extrae el vital líquido del río Tehuantepec y atraviesa ambos municipios para abastecer a la  refinería Antonio Dovalí Jaime, ubicada  en el puerto de Salina Cruz.

Los comuneros  de Santa María Mixtequilla, y de los barrios  Santa Cruz Tagolaba y Lieza por el lado de Tehuantepec, manifestaron que las afectaciones por esta red de agua potable, han impedido la siembra de  cultivos  en sus terrenos, debido a que las tuberías son de gran tamaño y han lastimado a los terrenos ocasionándoles desnivel que no favorece la siembra.

Los afectados mantienen bloqueado los accesos a la Boca Toma de Pemex, la cual está resguardada por elementos de la Armada de México, pero manifestaron que podrían dejar sin agua a la paraestatal, lo cual ocasionaría que las 26 plantas de la refinería pararan actividad al no tener suficiente líquido para enfriar sus grandes recipientes de combustible.

Los manifestantes colocaron tres retenes  en la zona comunal que conducen a esta boca toma, el cual precisaron no levantaran hasta que la empresa mexicana les cumpla la minuta pactada el pasado mes de julio del 2014, en donde firmaron representantes de la empresa y el gobierno del estado de Oaxaca.

“Nuestra molestia fue cuando llegamos a la ciudad de México hace unos días  y nos dijeron que no sabían nada de apoyos para los comuneros del Istmo de Tehuantepec, y nos comunicaron que el gobierno de Oaxaca y el Rogelio Ríos Benítez, encargado de enlace del sistema Pemex, no metieron los proyectos que nos prometieron, nos dejaron fuera, por eso ahora los dejaremos sin agua”, abundaron.

Entre los apoyos que se comprometió Pemex para darles a los comuneros  como forma de indemnización, fue la construcción de una marmolera para los comuneros de Lieza, una gravera para los de Santa Cruz Tagolaba y una retroexcavador y camiones de volteo para los comuneros de Santa María Mixtequilla.

Los comuneros de las tres comunidades istmeñas, precisaron que ante esta situación han recibido una serie de amenazas directas de parte del personal de Pemex, quienes les ha dicho que los van a desalojar si continúan denunciando y ubicándose en los retenes.

“Somos dos municipios los afectados, Santa María Mixtequilla y Tehuantepec, en sus barrios Lieza y Santa Cruz Tagolaba, nosotros no pedimos  un pago efectivo sino un beneficio para toda la comuna y la sociedad en general, esperemos que Pemex no se haga el desentendido, puesto esta afectación ha superado el tiempo, más de tres décadas”, indicó Adán Quiroz Robles, comunero de  Lieza.

Asimismo, Jesús Ruiz, representante de tierras comunales de Santa Cruz Tagolaba señaló que todo ha sido una farsa  y mentira de Pemex, porque no ha cumplido lo que prometió en el 2014, por eso tomaron la determinación de colocar retenes y cerrarles el paso del agua.

“Recibimos una llamada de Rogelio Ríos Benítez, enlace de Pemex, donde sínicamente nos dice que hay una reunión el próximo 19 de febrero en México, nosotros ya estamos cansados de promesas y más promesas, queremos que nos cumplan, de lo contrario aquí seguiremos”, apuntó.

Finalmente  comuneros de Tehuantepec recalcaron que urge una atención de parte de Pemex, porque sus terrenos quedaron desprotegidos. “El campo está en el abandono, las tuberías que suministran el agua afectó nuestro espacio, las tierras están infértiles, por lo que queremos reactivar la siembra de maíz y otros cultivos”.

Para llegar a la zona de la Bocatoma, es necesario cruzar el río Tehuantepec con el apoyo de una camioneta o volteo, debido a la gran cantidad de piedras grandes que se localizan sobre el afluente y posteriormente un kilómetro de camino terracero.

No hay comentarios

Deja un comentario