La Comisión Sur-Sureste del Senado de la República, que preside el legislador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya, se reunió con la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, para  abonar a la construcción de consenso y convicción social en materia de políticas públicas que erradiquen la pobreza.

“Si bien es cierto que la pobreza y la marginación se encuentran presentes a lo largo y ancho de nuestro territorio, la verdad en que en el sur-sureste de México es donde se acusa el mayor rezago social. Es por eso que lo senadores de la región hemos abogado desde siempre por un trato de carácter prioritario a estos estados, particularmente a las entidades de Guerrero, Oaxaca y Chiapas”, fundamentó.

El senador Robles Montoya celebró que el Gobierno Federal ha mostrado su compromiso indeclinable de apoyar de manera decidida a estos estados y de rebasar los viejos paradigmas de desarrollo.

Claro ejemplo, dijo, la nueva orientación del programa Próspera que reconoce a la inclusión laboral y productiva como sus dos ejes articuladores, además del apoyo que se da a los jóvenes para estudiar la Educación Superior.

“Me refiero al hecho de que a través de Programas Regionales, particularmente del Programa Regional para el Desarrollo del Sur-Sureste, se intenta romper con la anquilosada inercia sectorial y entrar de lleno a una nueva visión; una que engloba el desarrollo de la región en su conjunto, a partir de  transversalidad en las políticas y los programas”, precisó.

No obstante el congresista subrayó que también es importante saber cómo ha sido la atención a las comunidades indígenas, así como los resultados en materia de combate a la desnutrición infantil.

Por ello, el representante popular consideró que el requisito que toda política pública debe cumplir para verdaderamente gozar de sustento social, de legitimidad, es que se someta al escrutinio de los beneficiados.

No hay comentarios

Deja un comentario