Pandilla “Pata de Perro” recorre las calles de Oaxaca.

0
218


Son animalitos adoptados que todos los domingos salen a pasear y disfrutar del cariño de sus dueños, después de vivir en condición de calle.

Faustino Romo Martínez.

Oaxaca, Oax.- Con la finalidad de darles una mejor condición de vida a los perritos que se encuentran en condición de calle en la Ciudad, diversas personas han decidido adoptar y buscar la manera de darles un hogar, amor y cariño, evitando así que los animalitos deambulen sufriendo el abandono.

Jorge Gerardo Trujillo Islas de Adiestramiento Canino Profesional (ADICAP), explicó que la pandilla “Pata de Perro” surge a raíz de que se presentó un problema con un perro que se dio en adopción a través de la organización “Adopta un amigo”, en donde el perro presentaba muchos problemas de adaptabilidad y de maltrato en el nuevo hogar.

 

“Me contactaron para poder rehabilitarlo y que ese perro no regresara a la calle de nuevo y es así como surge la pandilla “Pata de Perro” y a raíz de ese acontecimiento comenzamos a convocar alas personas que han rescatado perros o los han sacado de situación de calle para darles un entrenamiento, una integridad a la familia y que por esa falta de atención, tanto del perro como de la persona, ese perro no regresara otra ves a la calle”, indicó el instructor de los lomitos.

Señaló que la pandilla pata de perro es un grupo que se reúne los domingos con la finalidad de aprender 3 cosas, diversión, disciplina y cariño por parte de los caninos, siendo actualmente aproximadamente 65 miembros, reuniéndose de 9:00 a 11:00 de la mañana en el parque el Llano.

“Ahí les damos a los perros instrucción de entrenamiento, agilidad, socialización y convivencia, participando sus dueños para lograr más acercamiento, conocimientos para un mejor trato y sobre todo una sana convivencia llena de cariño”, aseguró.

Comentó que las personas que deseen formar parte dela pandilla pata de perro, son perros criollos, perros en situación de calle que hayan sido adoptados, esterilizados y que tengan la disposición de venir cada ocho días.

 

“Esto de la pandilla pata de perro, no es para el humano, es para el perro, es para que el perro se adapte y tenga buena convivencia entre ellos, los perros son perros de manada yal no tener la convivencia con sus congéneres empiezan a tener situaciones desagradables para el humano, si le damos esa situación de convivencia con sus congéneres se vuelven más tranquilos”, apuntó.

Durante la temporada de fiestas en Oaxaca por la Guelaguetza, los perritos salieron con vestimentas de las regiones para estar acordes a las festividades, además como uns muestra del amor que ahora sus dueños tiene con ellos.

Cabe destacar que este proyecto tiene también la finalidad de crear esa cultura de la adopción, de educar y esterilizar a las mascotas, pero sobre todo de ayudar a los animalitos que se encuentran en condición de calle.

Lamentablemente en muchos lugares la gente no se hace responsable de sus mascotas y en muchas ocasiones cuando crecen o no se tienen las condiciones para seguir cuidándolos, prefieren abandonarlos a su suerte enviándolos a la calle, lo que genera que deambulen y en ocasiones se reproduzcan sin control.

Situación que genera a la vez un problema de salud, pues sus heces vuelan a los alimentos, además de que por sus condición de calle no hay quien los desparasite, esterilice o bañe.

De acuerdo a la información de la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies (AMMVEPE) se estima que en el país existen hay alrededor de 28 millones de perros, de los que el 70 por ciento se encuentran en la calle.

Con estas cifras nuestro país se coloca en el primer lugar con más perros callejeros en Latinoamérica. Se estima que cerca de 500 mil perros y gatos son abandonados al año en México, una gran parte de ellos son adquiridos como regalos de Navidad, Día de Reyes y de San Valentín.

Pero además México se encuentra en el tercer lugar en maltrato animal, donde la mayoría de estos caninos sufren de hambre, frío, golpes, enfermedades y discriminación, por lo que proyectos como el de la pandilla “Pata de Perro” en Oaxaca, se vuelven de vital importancia.

Deja un comentario