Rechazo de la SIP a campaña de descrédito del presidente de México contra periodistas

0
653



Miami (14 de febrero de 2022) –
La Sociedad interamericana de Prensa (SIP) rechazó la campaña de descrédito del presidente Andrés Manuel López Obrador contra periodistas mexicanos. La organización reiteró su pedido para que «suspenda de inmediato» las agresiones e insultos, ya que la experiencia indica que ese tipo de ataques desde la cima del poder incentivan la violencia contra la prensa.

El caso más reciente involucra al periodista Carlos Loret de Mola. De forma pública y burlona, López Obrador reveló los supuestos ingresos de Loret de Mola, periodista crítico del presidente, que trabaja en radio, televisión y medios impresos nacionales e internacionales. Loret de Mola hizo un reportaje a fines de enero sobre la costosa vivienda en la que residió durante un tiempo un hijo del presidente en Houston, Texas. La residencia era en ese entonces propiedad de un ejecutivo de la compañía de servicios petroleros Baker Hughes, que tiene contratos millonarios con la estatal empresa Petróleos Mexicanos (Pemex).

El presidente de la SIP, Jorge Canahuati, condenó «la actitud estigmatizante, de descrédito y descalificaciones de parte del presidente López Obrador contra periodistas y medios». Canahuati, presidente ejecutivo de Grupo Opsa, de Honduras, agregó que «es sumamente peligrosa esta práctica abusiva desde el Poder Ejecutivo, que pone en riesgo la seguridad de quienes ejercen un periodismo investigativo y crítico que puede incomodarlo».

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, dijo que «el caso de Loret Mola es un ejemplo de la postura vengativa del mandatario, quien usó información confidencial de datos fiscales para atacar al periodista». Jornet, director periodístico de La Voz del interior, de Argentina, añadió que «la escalada de ataques personales a medios y periodistas que cuestionan su gestión en el gobierno y difunden información que considera negativa para su administración supone una invitación a ejercer más violencia y es contraria a la tolerancia que debe prevalecer en una democracia».

Canahuati y Jornet reiteraron al presidente López Obrador la exhortación a que «suspenda de inmediato esta práctica dañina, precisamente en un país en el que la violencia sigue siendo la mayor amenaza contra la libertad de prensa».

En una carta enviada al presidente de México el 4 de febrero, Canahuati y Jornet consignaron que «denigrar a la prensa desde la cima del poder no es un juego dialéctico… menos aún en horas oscuras como las que vive México por esta ola de violencia».

Cinco periodistas fueron asesinados en estas primeras semanas de 2022.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Estados Unidos.

Deja un comentario