Connect with us

REPORTAJES

La Virgen de la Soledad es la patrona de Oaxaca

Publicado hace

en

  • La Virgen de la Soledad es la patrona de Oaxaca. Virgen española de paso para Guatemala, que por un prodigio (el 18 de diciembre de 1620), se quiso quedar en Oaxaca.

forosdelavirgen.org

Nuestra Señora de la Soledad, además de ser Patrona de Oaxaca, lo fue de los marinos los cuales la llenaron de perlas en ofrenda por sus grandes milagros. Esta imagen es de las más ricas del continente, pues sólo su corona de oro pesa 2 Kg. y tiene 600 diamantes, además todos los óleos que cubren los muros de su templo son obras de arte incalculables.

LA APARICIÓN DE NUESTRA SEÑORA

Desde el puerto de Veracruz y para la provincia de Guatemala, caminaba un dueño de recuas, y habiendo hecho algunas jornadas poco antes de la ciudad de Oaxaca, se incorporó sin saber cómo, entre las suyas, una mula que traía sobre sí un cajón atravesado.

Nadie pudo asegurar de dónde había salido, ni como se había allí introducido. Registró cuanto alcanzó la vista y no se vio persona que anduviese buscando dicha mula, ni aún otras cargadas o descargadas de quienes se presumiese se había separado.

Continuaron las jornadas, y el dueño de aquella recua propuso hacer luego manifestación del hallazgo ante el juez competente, porque algún día no le pasase perjuicio.

Proseguía su viaje, entraba ya en la ciudad, llegó a la ermita de san Sebastián, y a la puerta principal, como aún hoy se ve contigua al real, y al llegar enfrente de ella la mula se dejó caer con su cajón en el suelo.

El dueño de la recua pensó que era fatiga y rendimiento al peso que le oprimía; acudieron unos y otros a levantar a la mula, valiéndose de las fuerzas, ardides y diligencias que dicta el despecho y la impaciencia de los de aquel ejercicio. Todo empeoró, fue en vano y cansados los sirvientes, hubo el dueño principal de entrar a la ciudad.

Se notició a la justicia del caso, y se pidió se abriese en su presencia el cajón, y lo que en él hallasen quedara por autoridad depositado hasta en tanto constase de un legítimo dueño. Pasó la averiguación de un alcalde ordinario; mandó que descargasen la caja, se hizo y esto bastó para que se levantase la mula que estaba todavía en el suelo, ya buena y sana al parecer, pero muy a breve rato volvió a caerse muerta.

Abierto el cajón se constató que contenía una hechura de Jesucristo Nuestro Redentor que representaba su gloriosa Resurrección y una cabeza y manos con rótulo que decía: “Nuestra Señora de la Soledad al pie de la Cruz…”

El obispo ordenó que el rostro y las manos de la Virgen quedasen depositados en la Ermita de San Sebastián, por haber ocurrido frente a ella el incidente de la bestia, y que a la Ermita de la Santa Veracruz (después Templo del Carmen de Arriba) se enviase la escultura de Cristo.

Por el origen que traía la recua, es de suponer que aquellas imágenes procedían de algún taller español. Iban con destino a Guatemala, según algunos opinan, y no venían de allí como frecuentemente se había creído; sin embargo, sería necesario un estudio más minucioso para determinar su origen.

Así se convirtió la Virgen de la Soledad en patrona de Oaxaca.

Pronto adquirió cuerpo el proyecto de levantar una Iglesia para culto de la Virgen, precisamente en el mismo lugar donde había tenido lugar aquel suceso.

Gracias a la magnificencia del rico arcediano don Pedro Otálora y Carvajal, se emprendió la fábrica del nuevo Templo que es uno de los más bellos del sur de México. Fue consagrado el 6 de septiembre de 1690 por el obispo Sariñana.

LA BASÍLICA

Después de ocurrido este hecho milagroso el obispo ordenó que se le construyera un santuario, éste se inició anexo al convento de las monjas agustinas recoletas de Santa Mónica en 1682 y se terminó en 1690. La actual fachada fue construida entre 1717 y 1718; con el concurso moral y económico del Obispo Ángel Maldonado.

La Basílica de Nuestra Señora de la Soledad se localiza en la ciudad de Oaxaca de Juárez, al sureste de México.

La construcción es de estilo barroco, y es característica su escasa altura, como una estrategia constructiva para prolongar la vida útil del templo, en una región donde los terremotos habían destruido para la fecha de su edificación varios edificios importantes. La Basílica de la Soledad forma parte del Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, que fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, en el año 1987.

El primer templo dedicado a la Virgen de la Soledad en la ciudad de Oaxaca fue construido en los primeros años posteriores a la Conquista de México. Cuando en 1532 el rey Carlos I de España concedió el título de ciudad a la Antequera de Oaxaca, se elevó en las inmediaciones del cerro del Fortín un pequeño santuario que fue dedicado a San Sebastián. El templo incluía una pequeña capilla dedicada a la Virgen de La Soledad.

El edificio de la Basílica inicio su construcción hacia 1682 y en 1690 fue consagrada por el obispo Sariñana y Cuenca, las obras estuvieron a cargo del fraile betlemita Sebastián de San Felipe,

La Basílica de La Soledad posee una planta de cruz latina. El material esencial del edificio es la cantera verde, una piedra muy común en algunas partes de Oaxaca. En contraste, la magnificente portada fue realizada en cantera amarilla, y está ligeramente salida hacia el atrio del templo en comparación con los campanarios.

Esta portada tiene un diseño de biombo, y consta de cuatro niveles y Frontón; Al centro de el primer cuerpo de la fachada encontramos el vano de acceso flanqueado por dos columnas de fuste estriado y capitel dórico, así como cuatro hornacinas con arcos poligonales y peana donde encontramos la representación de san Pedro, san Pablo, san Agustín y Santa Rosa de Lima.

En el segundo cuerpo de la portada del edificio, sobre la entrada principal, hay un relieve que representa a la Virgen María, arrodillada y llorosa, al pie de la Santa Cruz, un cráneo humano y pequeñas ramas de arbustos, representando la vida después de la muerte, al fondo un relieve del pueblo de Jerusalem. Se distinguen así dos pequeños ángeles a los costados, el primero de ellos que recuerda a la Verónica, por el manto con el rostro de Cristo en el, otro parece aludir al arcangel san Miguel, así como cuatro hornacinas con la representación de Santa Ana, San Joaquín, San Juan Evangelista y Santa Lucia.

Al Centro del tercer cuerpo tenemos la puerta del coro y a los costados la representación de la anunciación de la Virgen María, con el arcángel Gabriel de un lado y a la Virgen hincada del otro, dos hornacinas representado en su interior por esculturas a San Sebastián y Santa Isabel; a los costados en dos pequeños relieves la representación de San Nicolás Bari y San Nicolás Tole
ntino.

En el último cuerpo, un relieve alusivo a la Asunción de la Virgen.
En El Interior Encontramos Muestras De la Pintura Barrroca europea de la época; el éxtasis de San Agustín, María Magdalena, Santa Teresa, Santa Catalina mártir, San Jerónimo y Santa Úrsula.

Dos bóvedas de cañón cubren el edificio. En la unión de las bóvedas del transepto con la de la nave principal se levanta una cúpula ochavada, cuya superficie exterior está recubierta por azulejos.

LA FESTIVIDAD
En sus orígenes, el culto fue modesto, pero poco a poco alcanzó un excepcional arraigo en el corazón de los oaxaqueños, a tal grado, que en la totalidad de los pueblos se cuenta con una réplica de dicha imagen.

Considerada durante la época colonial una de las fiestas religiosas más importantes, el culto a la Virgen de la Soledad, adquirió características propias, de tal manera que hasta el vestuario se conformó con elementos locales, que permiten identificar las regiones a donde se ha extendido el culto de la Patrona de los Oaxaqueños.

El fervor del pueblo oaxaqueño se desbordaba durante la Cuaresma y en dolor el Viernes Santo, para transformarse en alegría durante la fiesta decembrina.

El día 18 de diciembre se festeja a Nuestra Señora con la participación de danzas de todas las etnias oaxaqueñas, distinguiéndose la danza de los Negritos, El Tigre, la Danza de la Pluma, los Cuerudos, la danza de los Machetes, el Jarabe Mixteco, los Chenteños, las chilenas, los Sones Costeños y el Fandango del Valle. Además de estos festejos existe una peregrinación que sale de algunos distritos cercanos a la ciudad, fieles de Tlacolula, Zaachila, Zimatlán, Ocotlán, Ejutla, entre otros, salen a esta peregrinación la noche del 17 de diciembre para arribar al santuario de de la Virgen de la Soledad en la madrugada del día 18 para oír misa y cantarle las mañanitas a la patrona de la ciudad.

Seguir leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

REPORTAJES

Sabor, creatividad, tradición y nostalgia en la repostería Istmeña.

Publicada

on

Mujeres de Unión Hidalgo realizan proyectos trascienden con el oficio de la repostería.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Hablar de la repostería en los pueblos zapotecas del Istmo de Tehuantepec, es remontarse a un gran legado de mujeres panaderas que han sembrado en el oficio el amor por su tierra, siendo en sus productos donde han mantenido fielmente el sabor y la calidad en su trabajo, que hoy en día, nuevas generaciones de mujeres que han incursionado en este ámbito, quieren seguir manteniendo con nuevas propuestas en la repostería.

Efigenia Santiago López quien es docente de profesión y actualmente jubilada, ha alternada el amor por la educación a los niños con la repostería por casi 35 años, en la actualidad tiene 64 años de edad y narra que el oficio de la repostería lo trae en la sangre, pues lo heredo de su abuela Escolástica Jiménez Toledo quien fuera una gran panadera tradicional de Ranchu Gubiña como se conoce a su natal Unión Hidalgo.

Recuerda que desde pequeña le gustaba ayudar a su abuela mientras preparaba los ingredientes para la elaboración de sus productos, los cuales eran una gran diversidad de panes que comúnmente se consumen en la comunidad.

Cuenta que siguiendo fuertemente su convicción en continuar con sus estudios para poder formarse como profesionista, y sin dejar a un lado su pasión por la repostería, por asares del destino y complicaciones de salud se traslada a la Ciudad de México, en donde se encontró caminando por las calles de la gran ciudad, un anuncio donde una panadería de renombre en aquella época conocida como ”La Baguette” estaban ofertando cursos para poderse capacitar en el tema de la repostería.

Siendo así como sin dudarlo y con mucho esfuerzo por la escasa economía en casa, decide aventurarse y adentrarse a este maravilloso mundo del sabor para consentir paladares con los postres que hoy en día han dejado una gran marca en propios y extraños.

“Afortunadamente mi trabajo ha tenido una gran aceptación, a tal grado que he teniendo que hornear pedidos de hasta 20 kilogramos por día, en piezas de pasteles para diferentes acontecimientos sociales”, explica mientras nos cuenta que se han extendido sus trabajos en toda la región del Istmo.

Por su parte Nabila Nichdali Aguilar Blas de 32 años de edad, con su proyecto “Tiramisú De Limón”, surge con la idea crear una propuesta nueva a partir de la añoranza a su tierra Unión Hidalgo. Por lo que buscando prepararse profesionalmente en el ámbito de la repostería , estudió la Licenciatura en gastronomía en Ciudad Del Carmen Campeche, en donde también inicia su primer proyecto al cual llamó “Bocaditos” que ofrecía a su publico postres y bebidas.

Dando así un primer paso con la propuesta de “pastelería experimental”, en donde con una galleta originaria de aquellas tierras campechanas, comenzó a penetrar en el gusto del público, propuesta que gusto tanto, que decidió continuar con este camino en en su tierra natal Ranchu Gubiña.

La Pastelería creativa que propone Nabila Aguilar, mezcla diferentes sabores de nuestras tierras del Istmo, pues en sus postres podemos encontrar fusiones con quesos añejos, moles, dulces típicos, curtidos de ciruelas, mezcales, bebidas de fermentos como la taberna, semillas y aún sigue buscando ingredientes tradicionales que le permita ofrecer a sus clientes postres con un toque que recuerden y sientan el sabor de nuestra cultura zapoteca en cada bocado.

El siguiente proyecto que tiene en un futuro no muy lejano, sería la creación de un recetario donde pueda registrar y documentar todas las recetas que hasta hoy en día ha creado y consolidados ya sea en postres o bebidas con los sabores de su “pastelería creativa”.

Mientras que Isa Mar Damián Ruíz, quien tiene apenas 22 años de edad, ha logrado posicionar su proyecto denominado “Azúcar y Canela”, con el que ha logrado un gran reconocimiento por sus diseños artísticos en la repostería.

Diseños que tiene que ver con tema de las tradiciones Istmeñas, los que han hecho que su trabajo sigan tomando gran notoriedad en el ámbito.

Nos explica que una situación que vivió de manera personal en la etapa de la preparatoria, fue la que definiría el camino que tomaría, pues dejando a un lado los estudios por un tiempo y viviendo una nueva etapa en su camino ahora como mamá, hizo que decidiera buscar alternativas para salir adelante.

Situación que la llevó a ver tutoriales de cocina específicamente en la repostería, y con un poco de ayuda en su gran habilidad en el moldeado de figuras, comienzo a experimentar en el material conocido como Fondant, el cual es una pasta de apariencia a plastilina pero comestible, la cual es empleada como recubrimiento de ciertas preparaciones de pasteles , bollos, galletas , etc.

Con este proyecto a sorprendido a sus clientes, pues sus diseños tienden a ser diferentes, buscando no repetir, diseños que de a cuerdo a la ocasión que amerite realiza, desde personajes infantiles que son los que más solicitado, hasta algunos con temáticas de comida, siendo de los primeros en realizar al inicios de su proyecto, uno que celebraba el mes del orgullo (LGBTTTQI+).

En un futuro Isa Damián piensa abrir un espacio donde pueda darle a sus clientes un lugar propio para disfrutar del arte y sabor de “Azúcar y Canela”, así como seguir adelante preparándose más en el tema.

Rocío Rivas Martínez tiene 37 años de edad, es otra de las mujeres que a través de la repostería busca trascender en su pueblo, lleva 7 años con el proyecto “Sweet Love”, el cual tiene como principal objetivo trasmitir el “amor por lo dulce”, pues así es como define el significado puesto al nombre del proyecto, que surgió a raíz de una etapa difícil durante su embarazo, pues buscó diferentes alternativas para mantenerse activa tanto emocionalmente, como en lo económico.

Primero se apoyó de la tecnología a través de los famosos tutoriales por internet para poder comenzar a probar su pasión en la cocina, posteriormente ante los resultados obtenidos en sus primeras creaciones, decidió seguirse superando, pero ahora de manera más formal y académica, aprovechando su estancia en la Ciudad de Coatzacoalcos Veracruz, tomó diferentes diplomados que pudieron ofrecerle un amplio conocimiento en el tema, así como definir su pasión por el decorado en diferentes materiales.

Además de especializarse en esta área, decidió trasladarse a la ciudad de Monterrey para capacitarse en diferentes cursos, y ya teniendo un amplio conocimiento en el tema, decide volver a su tierra Unión Hidalgo donde aterrizó su propuesta, ofreciendo técnicas como pastel de vitrina, pastel 3D, de tres leches, de zanahorias, diseños con fondant, galletas horneadas, cup cake, etc.

“En el sabor esta su calidad” según sus propias palabras, pues se esmera en ofrecerle a sus clientes un producto que este a la calidad de su gusto en cuanto al sabor se refiere, así como en la cuestión de su economía, pues se rige bajo un margen de costos donde se acomoda a la necesidad del cliente en cuanto al diseño y sabor, de esta forma, es como hace sentir la confianza en su trabajo y la seguridad que ofrecerá un buen producto.

En un futuro le gustaría abrir un espacio donde pudiera capacitar a más mujeres que sean apasionadas de la repostería, pero sobre todo para poder ayudarse de un ingreso económico extra para sus familias.

De igual forma Claudia Ibeth Fuentes Ruíz, quien tiene 33 años de edad, se considera una gran apasionada de la repostería en general y ante la destreza para los postres decide incursionar en este trabajo.

Explica que fue durante su adolescencia cuando comienza a realizar postres fríos, como pays , flanes y gelatinas, los cuales ofrecía en el “barrio de los coheteros” de Unión Hidalgo de donde es originaria.

Comenta que después del sismo de 2017 que azotó fuertemente la región del Istmo, conjuntamente con un grupo de personas emprendedores se unen para realizar un bazar que llevaba el nombre de “expo-emprende”, y deciden integrarse a la propuesta para poder aprovechar el impulso que daría el evento, siendo más tarde cuando surge la pastelería “Amor Amor”.

Shunashi Carrasco Castellanos, también es una de las mujeres emprendedoras de Ranchu Gubiña y con sus 31 años, ahora se dedica también a esta noble actividad, llegando a formar parte de grandes cadenas de restaurantes como Salón Vianco, Don Crispín, Hotel Chiapas Exprés, así como también trabajaría en el hotel Angelín en San Felipe del Agua en Oaxaca.

Durante mucho tiempo ha ofrecido su propuesta gourmet, ofreciendo una carta con una propuesta de comida balanceada, pues viniendo de un padre con profesión medico, a buscado siempre proponer en la cuestión gastronómica una opción saludable, con un bajo contenido en azucares en cuanto a sus postres se refiere.

Actualmente con su proyecto “Mi Ángel”, ofrece un menú con un bajo contenido en azucares, pues Shunashi dice ser consciente de la grave situación que se vive en la salud istmeña debido al alto índice de personas con diabetes.

A futuro el proyecto “Mi Ángel” pretende ser una propuesta de un mini restauran donde pueda ofrecer a sus comensales, una carta que, sin saturar las opciones a elegir en el menú, sea una carta a la medida de las necesidades para nuestra salud.

Continue Reading

REPORTAJES

Restaurador de la Fe.

Publicada

on

  • Con la pandemia la gente busca sentirse acompañado de su religión y manda a arreglar a sus santos e imágenes católicas.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- En Unión Hidalgo, Pedro Hernández Antonio un joven artista plástico se ha convertido en el restaurador de la Fe, toda vez, que la gente lo busca para que pueda reparar a sus santos e imágenes católicas.

Recuerda que  comenzó  después del  terremoto de magnitud 8.2 ocurrido el pasado 7 de septiembre, el cual  dejó muchos daños en el Istmo, miles de casas, edificios públicos, mercados, Iglesias, comercios destruidos y mucha gente damnificada.

“Dentro de los hogares católicos la gente tenía sus altares en los que se encontraban sus vírgenes, santos y niño Dios, “los otros damnificados”, cientos de ellos con daños, los cuales tienen que ser reparados debido al cariño e historias que guardan”, detalla quien desde entonces se ha convertido en el restaurador de la Fe.

Indica que desde entonces ha venido realizando este tarea, la cual realiza con mucho cariño y devoción, sintiéndose satisfecho de la confianza que las familias depositan en el al confiar en sus manos el poder tener una vez más a sus santos.

“Desde el 2017 la gente comenzó a acudir de manera esporádica. Sin embargo, el año pasado con el tema de la pandemia del Covid-19 notamos un incremento mayor en los trabajos que nos traían, esto debido quizás al factor que conlleva la Fe y ese animo en las personas por tener en su casa a sus santos, ante la confianza de alguna forma en su religión para sanar en este tipo de sucesos que nos están golpeando actualmente”, refiere.

Los trabajos.

Explica que le llegan trabajos de todo tipo de materiales, principalmente de yeso, materia de que de un tiempo para acá se ha venido trabajando mayormente o se ha vuelto más comercial en el mercado.

“No descartamos de manera esporádica algunos otros tipos de materiales e los santos como la cerámica o la madera, hasta de fibra de vidrio, en este caso nos llegó un trabajo de un niño Dios, una pieza de madera que de acuerdo a los dueños tiene aproximadamente 80 años y ha sido de su familia viniendo de generación en generación y nos llegan de todas partes de la región y cada uno con su propia historia”, comentó.

Señaló hay algunos casos que llegan con grandes daños, casi destrozados en la totalidad, los cuales se tiene que tratar de una manera más especial, pues la estructura presenta un daño más severo y en ocasiones se tiene que reconstruir cada pieza, “Esto es prácticamente como un rompecabezas y nos damos a la tarea de ir  armando parte por parte, a veces si se logran hallar todas las piezas aunque sean pequeñas y se va tratando de irlo armando, cuando no se tiene todas las piezas, tenemos que hacerlas al tamaño exacto”, agregó diciendo que su condición de escultor le permite de alguna manara moldear las piezas faltantes

El artista expuso que en el materia de fibra de vidrio le han llegado algunas piezas hasta de un  metro y medio o dos de altura, lo que refiere un mayor trabajo y se debe hacer con mucho detenimiento, pues no es un material que se trabaje mucho en las esculturas, inclusive en algunos casos se busca sustituir el material como por ejemplo con pasta francesa, para tener un buen acabado.

La satisfacción.

“Este trabajo me llena mucho de alegría pues la gente llega aquí como sacando esa parte de lo que le esta agobiando en el alma con respecto a su Fe, pues no llegan solo diciendo quiero que repares esto, es todo un proceso con el cual ellos sana su espíritu su corazón al saber que recuperarán algo tan querido y contarme como llegó a sus manos, a su hogar, si lo compraron, si se lo regalaron o paso de mano en mano dentro de sus familia”, aseguró.

Contó que esto es u alivio para las personas pues depende del valor sentimental de sus piezas y por más dañado que se encuentre buscan recuperarlo, tal vez alguna otra persona puede decir, ya no tiene remedio y comprar otra pieza, pero el cariño que le tienen hace que busquen volver a tenerlo, algunos refieren que les han cumplido algunas cosas- milagros- y quieren volver a tenerlo como parte de su Fe.

“Al principio si se me complicaba con algunos trabajos, pues no estaba acostumbrado y a veces llegaban solo algunos para retoques o pequeñas reparaciones, después comenzaron a llegar algunos más complicados y se volvió un reto para mí, ahora la gente ha puesto su confianza en mí y seguimos realizando estos trabajos en restauración de su Fe”, declaró.

Dentro de los trabajos que le han llegado comenta que los de madera son los más antiguos y hasta cierto unto difíciles, pues antes los carpinteros eran los artesanos que realizan este tipo de trabajo, después fue al cerámica y ahora el yeso.

Las historias

Platicó que una señora que llegó a su domicilio para solicitar un trabajo en un niño Dios de madera que por cierto tiene movimiento en las articulaciones, lo cual es un trabajo especial, y contó que llegó de una manera curiosa a su familia, pues la señora trabaja en una parada de autobuses vendiendo los boletos y un día se percató que lo habían dejado olvidado, lo resguardo esperando que llegaran a buscarlo, pero pasó el tiempo y nadie se presentó a reclamarlo, por lo que finalmente tuvo que llevarlo a su casa y desde entonces esta con ellos.

Hernández Antonio dijo que  otro caso y uno que regularmente comenta porque lo impresiono es el de una señora que se fue de Unión Hidalgo dejando su casa a resguardo de sus familiares, después del terremoto, la casa tenia severos daños, entre ellos todos sus santos, pasó el tiempo y ella soñó que unos niños estaban jugando en un árbol, uno de ellos comienza a llorar y su hermanito lo lleva con ella y le dice que por favor lo lleve a curar, con este sueño hace memoria que tenia en su casa dos niños Dios y cuando regresa  al pueblo descubre que uno de ellos estaba caído y tenia el brazo quebrado, lo que la llevó de inmediata a buscar quien podría curarlo.

Ante todos esto hoy a Pedro Hernández lo buscan de todo el Istmo, pues en las redes sociales se comenta y se coparte su trabajo, convirtiéndose en el restaurador de la Fe.

Continue Reading

REPORTAJES

Ríe Payaso ríe, aunque te duela el alma.

Publicada

on

10 de diciembre Día internacional del payaso, una celebración diferente ante la pandemia
• Tuvimos que guardar todo lo del personaje que durante 34 años: Pulgarcito
• La pandemia nos tapó la boca, aparte de los cubrebocas, hizo que las risas se apagaran, acalló nuestras charadas, nos tapó todo: Piyoyin.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Cada 10 de diciembre se celebra a los payasos, personajes que detrás del maquillaje y esas narices rojas, esconden a grandes artistas que tratan de hacer crecer la magia y las ilusiones, hacer felices con sus ocurrencias y de generar una sonrisa y hasta carcajadas a quienes les dedican unos minutos de su tiempo.

Y es que el payaso no es solo un disfrazarse para hacerse el gracioso, el payaso no está en la nariz, ni en los zapatotes, ser payaso está en el corazón, pues la nariz roja no es más que un trocito de corazón caluroso y palpitante en la cara.

El payaso es un estado del alma, por lo cual, mediante el vestuario no se disfraza, sino más bien se libera.

La palabra disfraz, obedece a la noción de mentira, pero la palabra liberación obedece a la verdad, uno no se disfraza de payaso, uno festeja con su ser más puro, y se viste para la ocasión. Ser payaso implica tener una misión en la vida, ser el más tonto entre los tontos, la más indefensa de las criaturas, rebajarse a un nivel más bajo que el del más pobre y más desdichado, para hacerle sentir señor, y afortunado.

Ser payaso es tener alegría para dar a manos llenas, ser payaso es exponer el alma al viento frío, es desnudarse de manera total ante el otro para que vea todas las debilidades que tenemos dentro, es poder disfrutar del fracaso, de la tristeza, e incluso de la muerte. Es poderse reír de la propia desgracia, porque hasta la pena más honda y gris, con un poco de risa se hace más llevadera.

Y esto conlleva a recordar un texto que podría haber sido leído por primera vez en 1957 en una de las carpas de la Merced en la Ciudad de México y años más tarde retomada por el comediante Gaspar Henaine “Capulina” en un monologo.

Síííí, se ríen ustedes ¿verdad?… todo mundo se ríe, todo mundo se ríe de lo que les pasa a los otros, sin ponerse a pensar; ¿qué problema tendrá?

En este triste carnaval del mundo todos tenemos una alegre máscara… El rico quiere parecer dichoso, el pobre trata de ocultar sus lágrimas, más en la noche cuando el acto cesa y la cortina del silencio baja para quitarnos esta máscara, el espejo nos muestra la triste desnudez del alma. ¡¿Qué somos en la vida?!, ¡Somos actores, pobres actores del eterno drama!, sin quererlo venimos a la escena, sin quererlo salimos a la farsa, más debo de seguir en la comedia y alegrar a la gente, ¡alegrar a la gente con mi máscara! ¡¡¡Ja ja ja ja ja!!!, ¡Ríe payaso!, ¡Ríe payaso!… aunque tu llanto corra… ¡¡¡Ja ja ja ja ja!!!, ¡Ríe payaso!… ¡¡¡Ja ja ja ja ja!!!, aunque te duela el alma, ¡¡¡Ja ja ja ja ja!!!

La pandemia.

Y esto sale a colación por los estragos que a estos personajes y al igual que muchos, está causando la presencia del COVID-19, toda vez que durante casi 8 meses no han podido trabajar.

“No tenemos festejo, este día en el que normalmente nos reunimos en diferentes sedes, no nos permitieron hacer nada, desafortunadamente la pandemia nos ha afectado en todo económicamente, emocionalmente, de muchas maneras y esto hace que durante mucho tiempo no hayamos podido retomar nuestro trabajo y nuestros personajes están guardados”, comentó el payaso Piyoyin.

“La pandemia nos tapó la boca, aparte de los cubrebocas, hizo que las risas se apagaran, acalló nuestras charadas, nos tapó todo, y estamos sufriendo, muchos nos dedicamos a esto y ahora no ha habido trabajo”, destacó.

Indicó que en este día no queda más que felicitar a todos los que se dedican a esta labor y que pronto puedan trabajar, que la gente ya pueda realizar algunos eventos y poder desempolvar la ropa, lustrar el calzado y checar el maquillaje, para recuperarse un poco y seguir adelante.

“Guardamos todo, de manera personal déjame decirte que durante 7 meses he tenido guardado a mi personaje que me ha dado tanto, durante 34 años a la fecha hemos acudido a un sin fin de eventos, pero hemos tenido que guardar todo, vestuario, gustes, maquillaje, zapatos, calcetas narices, todo se tuvo que guardar”, expresó el payaso “Pulgarcito”.

Reconoció que la situación se ha vuelto complicada, pues existen algunos que solo se dedican a esta profesión, no tienen una entrada extra, no son profesores o no tiene un trabajo por aparte, por lo que la crisis es más dura, “Afortunadamente en mi caso, desde octubre hemos tenido algunos eventos, la gente comienza a realizar algunos con la sana distancia y todas las medidas necesarias, hemos realizado algunos eventos en línea, en esta nueva normalidad de transmitir en la web”.

La risa.

“La risa es muy importante, ahora lo he visto con las pocas veces que yo he ido de manera presencial, fíjate que la gente va con tanta alegría, con tantas ganas de quererse divertir, pues están hartos de estar encerrados, de estar en casa, prácticamente de solo ver tele, los niños de estar en clases virtuales y quieren divertirse y es tan importante olvidarnos un poco de que debemos en la tienda, que debemos a la gente, de los problemas cotidianos, la risa ha jugado un papel importante en estos meses de pandemia y nosotros debemos trabajar”, explicó

Mientras que Piyoyin dijo que es necesario que poco a poco se puedan ir realizando los eventos, que los niños y adultos puedan reír un poco y desestresarse de todo lo que se está viviendo, por lo que consideró que en breve las autoridades podrían permitir estas actividades, sobre todo con la aplicación de los protocolos de salud para el cuidado de las personas.

El festejo.

Normalmente cada 10 de diciembre los payasos se reúnen en alguna población en donde realizan un festival, llegando a juntar inclusive a más de cien personajes en escena, pues se trata de festejar trabajando y mostrado al público sus malabares, magias, chistes y travesuras, en manera de retribuir con sus presentaciones el apoyo que durante el año les dan al contratar sus servicios paras eventos.

“Este año tocaba en la Ciudad de Tehuantepec y le haríamos un homenaje a nuestro compañero el payasito “Kiwi”, que lamentablemente falleció, pero no pudimos reunirnos, esperamos que el próximo año podamos festejar todos juntos”, dijo Piyoyin el más piyo de los payasos

Pulgarcito que el año pasado estuvieron en la Ciudad de Matías Romero en donde se logró la participación de aproximadamente 100 payasos provenientes de diferentes partes del país, así como de la región del Istmo.

La historia.

Los payasos siempre han sido personajes muy llamativos, por su colorido, sus chistes y sus risas. Muchos los quieren y se divierten con ellos, otros les temen y los evitan.

El portal ClownPlanet.com asegura que los payasos aparecieron, por primera vez, en Egipto, en el año 2500 a.C. Fue en la Quinta Dinastía de Dadkeri-Assi, en la que un payaso enano hacía las veces de ‘bufón de la corte’.

En algunos jeroglíficos egipcios se evidencia la función del bufón que hacía reír a su faraón, asevera ABC News.

Unos años más adelante, en el 1818 a.C., esta figura también apareció en civilizaciones como la China e, incluso, hay documentos que indican que, cuando los españoles conquistaron el Imperio Azteca, los payasos hacían parte de la Corte de Moctezuma.

En la historia de la Antigua China, el bufón Yu Sze es considerado un héroe nacional. Para entenderlo hay que remontarse al 300 a.C., cuando el emperador Shih Huang-Ti mandó a construir la Gran Muralla China.

El payaso que conocemos

En el siglo XVI, tanto en Italia como en Inglaterra, las obras de teatro empezaron a contar con payasos entre sus personajes. De allí salen los primeros indicios de un payaso con la cara totalmente pintada de blanco.

Fue el mismo William Shakespeare quien utilizó por primera vez la palabra ‘clown’, traducción de ‘payaso’ al inglés. El famoso escritor británico llamó de esa manera a los personajes torpes y chistosos que aparecían en sus obras.

Continue Reading
Advertisement

Tendencias

Copyright © 2022 Romonoticias. Creado por Creative Connect, powered by WordPress.