24 C
Oaxaca City
sábado, octubre 31, 2020

Martha Izquierdo: El periodismo es humano o no es periodismo

  • Veinte años de trabajo reflejando la violencia, la pobreza y la migración.
  • Sus notas periodísticas reflejo del Istmo de Tehuantepec.

Por Soledad JARQUÍN EDGAR

SemMéxico.– Para Martha Izquierdo el periodismo tiene un sentido humano. Es una oportunidad, un gozo absoluto que descubrió desde hace 20 años cuando la vida la regresó al Istmo de Tehuantepec y donde la noticia estaba a ras de piso, en la historia del nevero, en las narraciones de los migrantes,  hombres y mujeres que de alguna forma sufren una especie de martirio mientras pasan por esa zona del país rumbo al norte, hacia el futuro incierto.  Y todo tiene un punto de partida: la pobreza,  que se combina con una creciente y a veces desbordada violencia.

Su nombre periodístico fue determinado por su editor en El Dictamen de Veracruz, su primer diario, porque su nombre completo gastaría mucha tinta y ocuparía mucho papel. Martha del Carmen Manuel Izquierdo, nació hace poco más de cuarenta años en Coatzacoalcos, Veracruz, pero su madre la dejaría junto con sus hermanos en casa de un tío en Comitancillo, en el Istmo.

No supo más de su madre. Eso la marcó para siempre. La vida tuvo para ella muchos retos. Era la cabeza de su hermana y hermano. Debía ser fuerte siempre, solucionar los problemas de la familia. Vivió carencias, nunca estrenó un vestido, ni supo lo que eran las fiestas de graduación. Cada tarde al volver a Comitancillo de la escuela Preparatoria No. 4, ubicada en Tehuantepec, tenía que hacerse cargo de la elaboración de un “ciento totopo”, que su hermana tenía que vender al día siguiente. Con eso se ayudaban.

Anhelaba estudiar periodismo en la Universidad Veracruzana, pero no había esa carrera, entonces estudió en la Rene Descartes, un colegio particular de Coatzacoalcos, para ello trabajó tanto en el Dictamen, donde empezó como correctora de estilo, después fue reportera de policiaca y de sociales; al mismo pasaba por XEGD “Radio Fiesta”, para leer los horóscopos que ella misma inventaba y que dejó cuando una persona le dijo que la había escuchado, le dio pánico escénico.

También dividía su jornada laborando para unas empresarias pasteleras y pizzeras, donde se burlaban cuando esta mujer morena y bajita hablaba de sus grandes sueños: “algún día seré periodista en un gran diario”.

El salto lo dio cuando su jefa Raquel Ríos Castro la mandó a cubrir un acto de la Canaco, siete veces su jefa de redacción lee la nota, la rompe y la tira a la basura tras advertirle que ni se atreva a recogerla, para luego ordenarle que la volviera a escribir. Así aprendí, dice seria. “Nunca voy a olvidar que ella, más que mi jefa, fue mi maestra”.

Un 23 de diciembre de 1995, cuando estaba a punto de concluir sus estudios, la vida le dio un nuevo golpe. Su padre fue asaltado y acuchillado en una ciudad istmeña. Aunque él tenía pareja y tres nuevos hijos, Martha Izquierdo volvió, lo dejó todo, para “hacerle frente a la vida”.

Sorteado el infortunio, es el Istmo de Tehuantepec donde encuentra el campo de su desarrollo profesional. Ingresó al Sol del Istmo, siguió en Notimex y al mismo tiempo se consolidó como la corresponsal de uno de los noticieros radiofónicos más escuchados en los noventa en la capital oaxaqueña, “Antena 89.7” que conducía Manuel Humberto Siordia.

Nada le apasiona tanto como la radio, hasta hoy es corresponsal del noticiario que conducen José Luis Ceballos y Pastor Matías, también en la ciudad de Oaxaca. En el Istmo también es conductora de noticiarios con otros amigos, pero fue hasta hace dos años que ella misma creó y produjo el Noticiario 100.7 a través de Bianii Luu Nezaa, palabras zapotecas que en castellano significan “Una luz en el camino”, una estación de la que pronto podría obtener el permiso, un rubro en el que las mujeres apenas alcanzan alrededor del 15 por ciento en México.

Durante varios años fue corresponsal del diario Noticias y durante siete años estuvo en Reforma, donde se volvió, porque así lo pedían, una reportera multimedia: escribía notas para el diario impreso, para la página web, grababa para radio y para televisión, además de tomar las fotografías.

En 2001, Martha Izquierdo obtuvo el Premio Estatal de Periodismo por un trabajo sobre mujeres migrantes, se trataba de la historia de centroamericanas que habían sido abandonadas en un tráiler cuando viajaban por el Istmo, algunas vivieron para contarlo y ella tomó sus testimonios. Otro de sus premios llegó en 2007, concedido por el Club de Periodistas, pero ella no pudo ir a la ceremonia, el diario para el que laboraba no lo permitía, así que en su lugar viajó su amigo Alejandro Solalinde.

Sobre el sacerdote, Martha Izquierdo anhela terminar la biografía que está escribiendo y que está en un compás de espera por las ocupaciones de éste. Al director del albergue Hermanos en el Camino que se encuentra en Ciudad Ixtepec, donde vive ella desde hace varios años, lo conoció cuando ambos, cada uno por su cuenta, repartían comida a las y los migrantes en las vías que atraviesan ese y otros municipios. Así empezaron a escribir varias historias, una de ellas cuando juntos fueron amenazados por los Zetas, el sacerdote católico andaba en su labor pastoral y ella investigaba el secuestro de migrantes. Fue ella quien escribió de Solalinde en un medio “nacional” por primera vez, refiere orgullosa.

Pero así como escribió decenas de notas sobre este personaje, Martha Izquierdo inició en El Sol del Istmo una columna peculiar, se llamaba “Una vida cotidiana”, donde narraba el día a día de personas comunes, como la del nevero y muchas otras que llamaron la atención de la gente, como la del hombre que fue su compañero de vida durante 18 años y que descubrió a través de esos escritos a la mujer sensible y a la compañera amorosa. Durante dos años, Martha interrumpió su carrera cuando su esposo enfermó para cuidarlo hasta el final de sus días en 2012.

En estos 20 años de trabajo periodístico, la corresponsal del Istmo ha contado las hazañas, el martirio y en general la problemática de las y los migrantes. Recuerda la historia de Jeimy Celenia Moncada Mejía, hondureña, madre de seis hijos “todos güeritos” que sufrió discriminación y abuso de las autoridades del Instituto Nacional de Migración, quienes por razones de su color de piel creían que no eran sus hijos y se los quitaron. Ella pidió que les hicieran una prueba de ADN, con un resultado adverso a lo que suponían las autoridades mexicanas. En esa historia el trabajo de la periodista tuvo que ver.

Recuerda muchas historias de mujeres que murieron en su intento por alcanzar la frontera de Estados Unidos y que fueron violentadas, incluso sexualmente, en el territorio mexicano. Así como a otras, cuyos nombres borró la muerte por asfixia en camiones o ahogadas en el mar. Una de esas historias fue llevada al cine por el actor y director Gael García.

Acusada de ser protagónica, un pecado dentro del periodismo, Martha Izquierdo afirma que no se puede permanecer al margen frente a estas historias, “aunque siempre me decían en uno de los diarios para los que trabajé que debía guardar un bajo perfil, que hiciéramos nuestro trabajo y que nos fuéramos sin que nos importara lo que le sucediera a la gente, yo no podía y eso me pasó con los migrantes, incluso estaba consciente de que podía perder la verticalidad y eso no le gusta a mucha gente que te critica”. Pero el periodismo es humano o no es periodismo.

 El veneno de la vanidad

Como corresponsal de un medio nacional el poder que la gente te da es tremendo, plantea Martha Izquierdo, quien también es cuestionada por los muchos amigos que le achacan y que han estado en el poder político, “lo que es cierto, pero también es verdad que no hago favores periodísticos a mis amigos porque no los necesitan”.

En cambio, apunta, este “poder” no sirve de nada cuando te amenazan y quienes te cuestionan, tus compañeros de trabajo, te dan la espalda, estás sola. Refiere porque en siete ocasiones ha recibido amenazas de muerte, desde los zetas hasta los políticos se han incomodado con su trabajo, pasando por uno que otro cacique de pueblo, “a unos les da escozor y otros disfrutan que te molesten”.

Uno de los políticos que la amenazó de muerte fue el ex presiente del Congreso local, Bulmaro Rito Salinas, actualmente preso en el penal de Ixcotel por desvío de recursos públicos.

El entonces diputado local le llamó por teléfono para amenazarla, ella lo denunció ante un Ministerio Público y desde entonces su denuncia “está guardada en un cajón izquierdo de algún escritorio”. Quizá mi mayor problema es que nunca me dejo de nadie.

La reportera afirma que es muy difícil este trabajo. A veces incomprendido por los propios jefes que están en las redacciones, no saben todo lo que haces para obtener el dato, la foto, una declaración, creen que es muy fácil. En una ocasión el editor de fotografía me dijo a gritos: Por qué no te acercaste más. Yo solo le respondí que no podía porque tenía una R15 sobre mi cabeza.

Son muchas las historias que refiere de este tipo. Como pocos reporteros se subió a los helicópteros del ejército para acudir al decomiso de mariguana, caminó por horas de un lado a otro entre los cerros, y estuvo a punto de morir cuando la diabetes que padece desde que tenía 23 años, le ocasionó hipoglucemia en plena selva.

En estos 20 años, indica que lo que más le molesta es que muchas historias se repiten y las autoridades parece que son las únicas que se siguen sorprendiendo, como las inundaciones en San Francisco Ixhuatán, donde alguna vez tomó una fotografía de dos niñas nadando para llegar a su casa con el agua hasta el cuello. Eso todavía ocurre. O el saqueo de huevos de tortuga en las famosas arribazones. Todo el mundo sabe quiénes son los saqueadores y dónde los venden pero nadie hace nada.

La noticia no cambia, pero su vida sí cambió

Hoy tiene cierta calma, su prisa no es obtener la mejor nota para ganar las ocho columnas o un buena llamada en primera plana ni en Reforma ni en ningún otro medio. Tiene prisa por ayudar, pues la pobreza como la violencia alcanza a muchas más personas. A través de Bianii Luu Nezaa, la estación de radio que dirige, distribuye medicamentos cuyo costo es inalcanzable y hasta paracetamol, que adquirió por cajas para repartirlo entre la gente afectada por Chinconcuya, pues los centros de salud estaban en paro”.

Las ondas herzianas de Bianii Luu Nezaa llegan a 42 municipios, incluyendo algunos del vecino estado de Chiapas, como Tonalá, desde donde recibe llamadas y mensajes, dice en un tono que denota emoción, orgullo. Es esta radio la que se ha convertido en la voz de quienes nadie escucha, desde que les niegan la leche Liconsa hasta malos tratos en hospitales y clínicas, “parece que en algo han mejorado, sobre todo porque algunas personas llegan y dicen que son mis tías, mis primos, mis parientes, ahora tengo una familia enorme, en realidad lo único que quieren es ser atendidas bien”, dice sin dejo de falsas modestias entre divertidas carcajadas.

Pensó en realizar esta labor hace unos años, cuando su esposo estaba enfermo y ella muchas veces no tuvo dos mil pesos para comprar la eritropoyetina, las bolsas de diálisis o insulina, que hoy están dentro del cuadro de medicamentos que la radio puede distribuir entre decenas de personas.

¿De dónde lo obtenemos? De la misma gente.  Las personas cooperan, nos llevan esos medicamentos caros o de cualquier precio, la sociedad se hace cargo de lo que las instituciones no pueden hacer. Lo mismo que despensas o bastones para caminar, muñecos de peluche, juguetes o ropa.

Hace unos días, la estación radiofónica cumplió su segundo aniversario, las personas llegaron con comida, varios conjuntos musicales tocaron de manera gratuita, unas mil personas abrazaron a Martha Izquierdo durante todo el día. Ella agradeció, como siempre, a pesar del cansancio pues una noche antes y a pesar de sus problemas había cocinado una res para el festejo. Nadie se fue sin comer. Esa es su mayor satisfacción. Hubo incluso varias docenas de pasteles.

Martha Izquierdo tiene desde hace meses cáncer de ovario, su voz suena alegre tras el micrófono. No llora mucho, ni se compadece de ella misma. A través del Noticiario 100.7 compartió la noticia en mayo pasado. Le dijo a su audiencia que se ausentaría porque la iban a operar en dos días. Fueron suficientes 48 horas para que esa gente le llevara a su casa lo que podía: dos, cinco, diez, veinte, cincuenta, cien, mil o dos mil pesos. Los taxistas empezaron a botear, en total la audiencia de Bianii Luu Nezaa le donó a esa especie de “benefactora” unos 31 mil pesos.

Después de la operación, a su casa seguían llegando los regalos: gelatinas y “gallinas alineadas”, nunca me faltó comida, gracias a la gente.

Se mira al espejo. El 28 de agosto se rapó, se estaba preparando. Cuenta en las redes sociales que eso no basta, que la cuarta quimioterapia le sigue quitando el pelo. No es vanidad, dice cuando descubre su almohada llena de pequeños cabellos. “Es un golpe emocional. Ahora entiendo a mis amigas que han pasado por esto, se siente feo saber que tu cuerpo está enfermo”.

A pesar de todo, cada mañana inicia el Noticiario 100.7 con alegría, sigue trabajando, su voz y su presencia es un largo aliento de esperanza para las otras personas y ella, fiel a su vocación, documenta cada día a través de las redes sociales el paso del cáncer en su vida, un cáncer con el que no piensa quedarse. En unos días será sometida a otra operación, está lista, confiada, en su futuro hay algo cierto, tiene mucho trabajo periodístico que hacer.

Artículos relacionados

Mejoramiento de calles en colonias de la ciudad, atiende Ayuntamiento juchiteco

Juchitán, Oax.- Este viernes iniciaron los trabajos de rastreo y nivelación de calles de la colonia 19 de marzo, ubicada al norponiente de esta...

Agua y Desarrollo por Salina Cruz sigue beneficiando a más familias del Puerto.

• Este viernes repartió 20 mil litros e la colonia San Pablo Sur. Faustino Romo Martínez. Salina Cruz, Oax.- La Situación por la que atraviesan cientos...

Juchitán va a recuperar su legendaria alegría: Emilio Montero

Juchitán, Oax.- Vamos a salir adelante. Juchitán va a recuperar su legendaria alegría, no tengo la menor duda, señaló enfático el #PresidenteEmilio Montero, este...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nuestras Redes

3,131FansMe gusta
1,135SeguidoresSeguir
386suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Últimos Artículos

Mejoramiento de calles en colonias de la ciudad, atiende Ayuntamiento juchiteco

Juchitán, Oax.- Este viernes iniciaron los trabajos de rastreo y nivelación de calles de la colonia 19 de marzo, ubicada al norponiente de esta...

Agua y Desarrollo por Salina Cruz sigue beneficiando a más familias del Puerto.

• Este viernes repartió 20 mil litros e la colonia San Pablo Sur. Faustino Romo Martínez. Salina Cruz, Oax.- La Situación por la que atraviesan cientos...

Juchitán va a recuperar su legendaria alegría: Emilio Montero

Juchitán, Oax.- Vamos a salir adelante. Juchitán va a recuperar su legendaria alegría, no tengo la menor duda, señaló enfático el #PresidenteEmilio Montero, este...

Se amplía el horario de comercio en Juchitán: Coordinación de Mercados

Juchitán, Oax.- La Coordinación de mercados del Ayuntamiento juchiteco dio a conocer este jueves la ampliación de horario del comercio establecido en esta ciudad,...

Realizan maratón musical en Juchitán para recabar fondos.

• Músicos buscan sobrevivir por la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19. Faustino Romo Martínez. Juchitán, Oax.- Debido a la crisis económica que se...