JUCHITAN

Zona Escolar 166 realizará una Guelaguetza Infantil.

El objetivo es rescatar la interculturalidad, la convivencia familiar y que los niños valoren su identidad.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.-
Con la finalidad de rescatar la interculturalidad en el sentido de inclusión en la sociedad, de actuar con juicio crítico a favor de la paz, libertad, respeto a la identidad personal y social, el Consejo Consultivo de la Zona Escolar 166 del Mezquite agencia municipal de Asunción Ixtaltepec, realizará este viernes una Guelaguetza Infantil.

En coordinación con el personal docente, administrativo, directores, asistentes de servicio y padres de familia de las 18 escuelas que conforman la zona escolar, los pequeños darán muestra de sus habilidades para el baile.

Este evento significa además la oportunidad de convivir entre las familias de las diversas poblaciones en donde se encuentran las instituciones educativas de nivel primaria, que buscan resaltar las costumbres y tradiciones de este bello estado de Oaxaca, que a través de las ocho regiones preservan con sus bailes.

Los niños han estado ensayando con gran entusiasmo para participar de este evento en donde la Escuela Primaria “Benito Juárez” de la comunidad del Mezquite será la anfitriona por lo que la primer Guelaguetza Infantil se ha nombrado de la “Fraternidad El Mezquite 2019”, la cual tendrá lugar este viernes 8 de marzo a partir de las 12:00 horas.

Dentro de los bailes que se presentarán se podrá disfrutar de los sones regionales del Istmo, el jarabe mixteco, la danza de la pluma, la participación de las chinas oaxaqueñas, los sones de betaza, los sones de mazatecos y el baile de la flor de piña, entre otros.

Cabe destacar que la Guelaguetza esta considera como la máxima fiesta de los oaxaqueños en donde las regiones del estado dan muestra de sus tradiciones y comparten productos típicos de cada lugar, en una de las fiestas pluriétnica más reconocida de América latina y se celebra cada año durante el mes de julio en el estado de Oaxaca.

Esta celebración tiene sus origines en la época prehispánica, cuando los indígenas zapotecas dedicaban sus plegarias y bailes a los dioses, principalmente a la diosa Centéotl, la Diosa del Maíz. La festividad concluía con el sacrificio de una doncella en el mismo lugar en donde ahora se sigue celebrando, en el Cerro del Fortín de la Ciudad de Oaxaca y ahora los niños de esta zona escolar con su participación podrán recrear esta fiesta tan importante para el Estado.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios