• Situado bajo las aguas del Pacífico, el llamado ‘octavo continente’ se extiende del noreste de Australia al sur de Nueva Zelanda.

Por: Francisco Jódar/Muy Interesante

Un equipo de geólogos proclama que bajo las aguas del Pacífico yace una masa de tierra que merece el tratamiento de continente. Nombre: Zealandia. Localización: se expande desde el noreste de Australia hasta más allá del sur de Nueva Zelanda (ver mapa). Extensión: 4,9 millones de kilómetros cuadrados, alrededor de dos tercios del tamaño de Australia.

Pero no toda Zealandia se oculta en las profundidades. Las islas de Nueva Zelanda (en esta imagen de la NASA puedes verlas desde el espacio) y Nueva Caledonia son sus mayores elevaciones y su parte visible.

El club de los continentes

No existe un consenso científico para definir lo que es un continente (¿hay cinco, seis, siete?), pero un equipo de geólogos de Nueva Zelanda, Nueva Caledonia y Australia sostiene que Zealandia tiene las características que le dan derecho a pertenecer al selecto club de África, América, Eurasia y los demás: un área definida, unas características geológicas propias, una corteza de mayor grosor que la que la rodea y una elevación superior al área que lo circunda (un “relieve”, podríamos decir).

El 94 % de Zealandia se halla sumergido. En el trabajo que defiende su existencia, publicado por la Sociedad de Geología de Estados Unidos, se dice que esta nueva entidad geológica comenzó a separarse del supercontinente Gondwana hace unos 100 millones de años. Esta ruptura adelgazó la corteza de Zealandia y provocó su hundimiento. Solo un 6 % de su superficie permaneció sobre las aguas: la isla de Nueva Caledonia y el archipiélago de Nueva Zelanda.

A vista de satélite

El argumento más poderoso a favor de la existencia de Zealandia viene del espacio. Los mapas hechos por satélites a partir del campo gravitacional terrestre muestran con claridad que el aspirante a nuevo continente es una estructura geológica única. Las muestras del suelo marino revelan que Zealandia se compone de las rocas que forman la corteza continental, y no de las rocas volcánicas de las zonas adyacentes, propias de la corteza marina.

Algunos científicos consideran irrelevante que Zealandia sea un continente o no; pero otros creen que estudiar su formación ayudará a comprender mejor la manera en que surgieron y se desarrollaron la flora y la fauna endémicas de Nueva Zelanda, y que dará a los geólogos nuevas pistas sobre el nacimiento y naturaleza de los continentes.

No hay comentarios

Deja un comentario