• El uso excesivo del teléfono celular no se ha catalogado como adicción.

Hermosillo, Son.- Usar constantemente el teléfono celular puede ocasionar varias alteraciones en la conducta de niños, adolescentes y jóvenes.

De acuerdo con el director de Salud Mental de la Secretaría de Salud de sonora, Féliz Higuera, explicó que el uso prolongado del teléfono celular no se ha clasificado como una adicción.

El médico señaló que se trato de un hábito perjudicial, es comparable con el consumo excesivo de determinados alimentos estimulantes como las bebidas azucaradas y la comida chatarra.

La razón por la cual el uso excesivo del teléfono no es catalogado como una adicción es por que este hábito presenta varias vertientes, depende mucho de los contenidos que se consuman.

Reiteró que el uso del celular se convierte en un hábito perjudicial por el tiempo en que la persona permanece en el mismo, con todas las implicaciones que esto conlleva al exponerse a estímulos agradables y desagradables.

Algunas de las consecuencias del uso excesivo del teléfono celular son la alteración de los hábitos alimenticios, modificación de los patrones de sueño, cambios bruscos en el estado de ánimo e irritabilidad.

La Asociación Mexicana de Internet (AMPICI) indica que la población conectada a internet en el país alcanza 51 por ciento sobre el universo de personas potencialmente usuarias -mayores de seis años- y la cifra absoluta llega a 53.9 millones de usuarios.

Fuente: Notimex

No hay comentarios

Deja un comentario