Mario Castillo
Consultor en Finanzas


¿Qué tal amigos?

Es un placer estar nuevamente con ustedes. En esta ocasión, les quiero platicar un poco acerca de la variación que ha tenido nuestra moneda el peso, en los últimos días.

Para empezar; quiero compartirte que esta nota surgió de una charla que tuve en mi visita semanal que hago al mercado, ya sabes, ¡hay que surtir el mandado!

Ya para entrar en materia, andaba deambulando en la sección de verduras, y entre saludo y plática con algunos de los locatarios del mercado, salió el tema del tipo de cambio del peso-dólar, Dónde me preguntaban: si esto también le pegaba a los mortales o solo aplicaba para las grandes empresas. A lo que contesté; ¿recuerdas la frase de “todo está subiendo”?, pues de ahí proviene este incremento, es como una cadenita, a según el tipo de cambio, y de ahí le agregas un incremento a la tasa de interés. Pero ¿Qué tiene que ver esto con que los precios de las cosas suban y ya no alcance para el mandado como antes?

Como les mencionaba, todo es una cadenita; muchas de las cosas que usamos en el país son importadas, algunos alimentos, artículos de electrónica, medicamentos. Y que por lo regular o casi siempre, dichos artículos son compradas en dólares. Y si este sube su valor, hay que pagar más pesos por algo que queremos.

¿Y qué rollo con la tasa de interés?; pues, esta también nos afecta, ya que sin duda, habrá un ajuste en las tasas de los créditos, tarjetas de crédito, créditos de auto, hipotecarios. Y si estás pensando: yo no uso créditos y tampoco pienso comprarme un auto, entonces; no tengo de que preocuparme. Pues déjame decirte que si te afectará tarde o temprano; ¿y por qué te hago esta afirmación?: Muchas de las empresas que importan; contratan créditos, o bien hacen uso de los créditos automotrices para su parque vehicular. Y como ya te habrás dado cuenta la relación de tu bolsillo con el tipo de cambio y la tasa de interés; han estado, están y estarán de la mano. El panorama no suena prometedor, pero tampoco se acaba el mundo.

Por lo que te invito a que te apoyes de algunos tips que a continuación en listo, para que puedas, reducir, aminorar, mitigar el impacto a tu bolsillo. Y te lo platico, porque a mí me han funcionado.

Por ejemplo, usa solo en una emergencia tu tarjeta de crédito, considera que con la volatilidad actual, la tasa de interés puede variar y terminaras pagando más por menos.

Si vas a sacar un auto, un crédito hipotecario, valida que estos se ajusten a una tasa fija, por que con esto del ajuste de las tasas interés, uno nunca sabe.

Si viajas al extranjero, prográmate y contrata un paquete en el cual firmes un contrato con el que te respeten determinado tipo de cambio.

Si acostumbras a comprar alimentos o productos importados, considera que la variación del tipo de cambio incrementara el precio de estos productos. Te recomiendo te des un vuelta en tu mercado local, encontraras productos nacionales de buena calidad.

Te invito que estés al pendiente de nuestro próximo post.

No hay comentarios

Deja un comentario