ESCENARIO POLÍTICO

Un camino pero esperanzador

Escenario Político.

Por Gubidxa Guerrero

Un cargamento proveniente de la República India llegó esta semana a la región istmeña. El contenedor que viajó por barco durante más de un mes desde el Océano Índico hasta el Pacífico, llevaba más de cien equipos integrales –cada uno con páneles solares, baterías, conversores, cables y decenas de pequeñas piezas– para electrificar el pueblo istmeño de Cachimbo, así como una franja de tierra de aproximadamente 60 kilómetros de largo, conocido como la Isla de León.

            En este país existen comunidades sin acceso a la red eléctrica nacional y sin posibilidad de contar con el servicio, debido a su posición geográfica. Tal es el caso de la pescadería de Cachimbo. Al estar ubicado a decenas de kilómetros del cable de alta tensión más cercano, y dividido por una enorme laguna de agua salada, al gobierno le ha parecido incosteable electrificar el pueblo de forma convencional.

            Hace algunos años se implementó un proyecto de páneles solares en la comunidad. Desafortunadamente estos equipos quedaron obsoletos al poco tiempo, por no contar con especialistas que les dieran mantenimiento y/o los repararan. Los que seguían funcionando fueron destruidos por el Huracán Bárbara en mayo de 2013.

            Casualidades de la vida: el Barefoot College (Universidad Pies Descalzos), institución no gubernamental que capacita mujeres de comunidades marginadas en distintos campos del saber, como la energía solar, el empoderamiento, la potabilización de agua, entre otros, tenía la intención de implementar uno de sus proyectos en nuestro país.

            El modelo de trabajo del Barefoot College es relativamente sencillo. Abarca cuatro sectores: 1.- Las entidades gubernamentales (principalmente la Organización de las Naciones Unidas y el gobierno indio), 2.- La iniciativa privada (personas y empresas donantes de todos los continentes), 3.- Una organización no gubernamental (ONG) local y 4.- El Barefoot College, propiamente dicho.

            La ONG local fue, en el caso particular de México, el Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre”. Esta agrupación propuso a Cachimbo como beneficiaria del proyecto; recomendación que fue aceptada por Bunker Roy. Además, brindó un acompañamiento puntual a las cuatro ‘abuelas solares’ desde la llegada de Bunker hasta el día de hoy. Se encargó, en otras palabras, de ejecutar el proyecto. Como parte de la iniciativa privada, una empresa italiana (Enel Green Power), con filial en nuestro país, dio impulso a esta iniciativa, pues forma parte de la red de donantes del Barefoot College en el mundo. La ONU y el gobierno de la República India participaron con financiamiento: la primera, mediante ONU-Mujeres (entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres), apoyando el sostenimiento de las instalaciones en Tilonia, India; el gobierno indio, sufragando los gastos de traslado de las ‘abuelas solares’.

            La conjunción de esfuerzos, que coordina excepcionalmente Bunker Roy, ha dado resultados en más de 50 países del mundo. En México, que recién se implementó este modelo, parece caminar con paso firme.

            Los equipos que electrificarán la Isla de León ya llegaron a nuestro país. Todos y cada uno serán utilizados por cuatro ejemplares mujeres de Cachimbo que se fueron a capacitar cinco meses a la India. Ellas son Rosa Elvia Hernández, Olga Lilia Pimentel, María Aidee López y Norma Guerra.

            En semanas próximas se acondicionará un taller provisional en la pescadería de Cachimbo para que las ‘abuelas solares’ comiencen con su esperanzadora labor. Esto constituirá el inicio de la etapa más importante del proyecto de electrificación de un pueblo istmeño a base de energía solar. Enhorabuena.  

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios