Por: Francisco Cabreras García

 Salina Cruz, Oax.-  No es novedad que al encuentro con cualquier ciudadano en cualquier lugar del puerto de Salina Cruz siempre tengan mucho que contar de la presente administración municipal.

En el parque central de este municipio, en este día nos encontramos con un ciudadano que al reconocerme me pidió que solo le tomara la foto sin darme su nombre porque dijo que la presidenta municipal lo reconocería al publicar esta nota; él se transporta para cualquier parte apoyado en una silla de ruedas por la discapacidad que padece.

Sin título

Al momento pudimos constatar las condiciones en que se encuentra su medio de transporte, por el cual me manifestó con una sonrisa, y con ello me decía mucho, “aún puedo seguir esperando para estrenar la silla nueva que la presidenta municipal Rosa Nidia Villalobos González me prometió en campaña cuando visitó mi humilde domicilio, allá en la Colonia San Juan”, dijo, y agregó: “yo me puedo esperar, total, a ella le faltan dos años más de gobierno, a ver para cuando se acuerda y cumple” asentó con impotencia el ciudadano.

Expuso también que en esa misma ocasión le pidió a la entonces candidata, que de llegar a la presidencia, le hiciera el favor de enviarle una pipa de agua de vez en cuando porque desde hace mucho tiempo solo ha tenido agua cuando le alcanza para comprarla y a este respecto dijo, que tampoco le ha cumplido, y hasta hoy, es hora que no le ha mandado una sola gota de ese vital líquido que le prometió.

Señaló nuestro personaje que los gobiernos municipales pasados fueron malos, pero  éste es el peor de todos porque no solamente a él se le ha engañado, sino a la mayoría de los ciudadanos que confiaron y votaron por Rosa Nidia; asimismo dijo quien acompañaba a nuestro entrevistado, que de igual forma se ha mentido a la ciudadanía con los nuevos autobuses urbanos que dicen han sido cambiados por los viejos; no amigo dijo, esos camiones nuevos son propiedad de la presidenta y ningún autobús chatarra han sacado de ruta.

Bien pues de todo eso se entera uno en las calles de Salina Cruz de los ciudadanos que lamentablemente ya no tienen voz después de que deciden, pero si el voto, cada vez que llegan los tiempos electorales como los que se acercan, ellos van y se los piden hasta sus domicilios con falsas promesas.

No hay comentarios

Deja un comentario