• En algunas zonas  la fuerza del viento  derribo arboles.

Juchitán, Oax.- En la madrugada de este sábado la región del Istmo sufrió de un fenómeno meteorológico pocas veces visto, el cual consiste en el incremento repentino de la velocidad del viento conocido como “Turbonada”, o que hizo que el viento del sur alcanzara los 110 kilómetros por hora y rachas hasta de 160 kilómetros.

IMG-20140719-WA0000

De acuerdo a la información del Delegado Regional de Protección Civil Tore Knape Macías una turbonada es un aumento repentino y fuerte de la velocidad del viento que suele ser asociada a tempestades, tales como lluvias, tronadas o nevascas.

Normalmente, las turbonadas ocurren a lo largo de frentes, y suelen contener  fuertes precipitaciones, granizo y frecuentemente rayos peligrosos, vientos en línea recta, y posiblemente nubes embudotornados y mangas de agua.

Los fuertes vientos causaron el derribo de un árbol en la comunidad de Chivela agencia municipal de asunción Ixtaltepec, el cual cayó sobre un coche, además de afectaciones en el suministro de energía eléctrica en varios lugares.

De acuerdo al reporte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se tuvieron algunos problemas con el suministro de la energía en municipios como Salina Cruz y Juchitán en donde por lo menos 22 sectores presentaron fallas, las cuales se han ido restableciendo paulatinamente, además de 4 postes dañados en la Zona de Huamúchil y San Dionisio del Mar.

También se tuvo el reporte de los daños que se presentaron en Playa Vicente agencia municipal de Juchitán, en donde se reportaron arboles caídos, techos levantados y daños en las artes de pesca.

No hay comentarios

Deja un comentario