El 31 de octubre al anochecer, la fiesta de Halloween entra en su apogeo. Una de las costumbres másfamosas la noche de Halloween entre los niños y adultos es disfrazarse, cuanto más terrorífica y esperpénticamente mejor.

Con el disfraz puesto hay que recorrer las calles yendo por las casas del barrio. Las pandillas de niños van por la calle con sus calabazas, llaman a las puertas y cuando el inocente visitado abre la puerta, lanzan el grito unánime truco o trato (trick or treat). La tradición exige que el dueño de la casa ceda al chantaje, regalando a los niños todo tipo de dulces y golosinas de Halloween.

Eso es lo que se llama hacer trato (treat) con ellos. De no hacerlo así y no darles nada, el vecino se expone a los trucos (tricks) de los niños disfrazados, que suelen ser el lanzamiento de huevos
contra la fachada de la casa.

¿Qué es el truco o trato?

costumbre más famosa de la noche de Halloween es que los niños vayan por las casas pidiendo caramelos. Esta costumbre americana se llama Truco o Trato y se basa en que los niños exigen y hay que darles un pago a cambio de que no hagan alguna travesura. Por que la noche de Halloween todo está permitido y bajo los disfraces los adultos no saben quienes son los niños que pueden hacer daño a la propiedad.

El origen del Truco o trato está en varias celebraciones procedentes del Reino Unido, llevadas a los Estados Unidos por los primeros colonos. Como la Fiesta del Guising o la celebración del Día de Guy Fawkes. Fiestas en las que se disfrazan o se usan máscaras y se va por las casas pidiendo premios y caramelos.

Las costumbres sobre el Truco o trato varían según el país. En España la costumbre va creciendo pero el vivir en pisos altos hace que sea más difícil su celebración, aunque cada año crece en aceptación y es habitual ver a grupos de niños pidiendo por las casas, sobre todo en las grandes ciudades donde la influencia cultural americana es mayor. En otros países como México o Puerto Rico la celebración de esta fiesta y el peir caramelos por las casas es una práctica habitual.

En Estados Unidos, donde es la celebración más importante del mund y quien ha hecho famosa esta celebración. Allí es muy habitual que los niños vayan a los centros comerciales y zonas céntricas y vayan a las tiendas a pedir caramelos, sobre todo en las ciudades, el ir casa a casa es más una costumbre en las películas y series de televisión que una realidad.

Origen del Truco o trato

Esta costumbre de disfrazarse y hacer el trick or treat, debe su origen a la persecución de los protestantes contra los católicos en la Inglaterra de los siglos XVI y XVII. 

Como consecuencia de estas persecuciones, el rey protestante James I y su Parlamento fueron víctimas de un intento de atentado, que no se consumó, el plan fracasó cuando Guy Fawkes, uno de los conspiradores católicos, habló bajo la presión de los verdugos y traicionó a sus compañeros, avisando del inminente atentado. Pese a haber hablado, luego fue ejecutado.

El hecho dio lugar a una fiesta de carácter divertido, en que grupos de luteranos (protestantes) que protegían su identidad bajo máscaras de monstruos, celebraban la fecha del descubrimiento de la traición visitando los hogares católicos y exigiendo a sus moradores cerveza y pasteles.

La amenaza en forma de frase, se hizo popular muy pronto: “Truco o trato”. De esta manera el “Día de Guy Fawkes” llegó a América con los primeros colonos protestantes, se trasladó al 31 de octubre y se unió con la fiesta de Halloween.

Fiesta de la Calaverita en México

En México existe una variante del Truco o trato, en la que los niños van por las casas pidiendo dulces, pero la pregunta que hacen es siempre la misma: ¿me da mi calaverita?. Por que la costumbre es dar a los niños una golosina que se confecciona para esa fecha con forma de calavera. Normalmente es una calavera de chocolate

Fiesta del Guising

Uno de los posibles orígenes del Truco o trato estaría en el Guising, que es una celebración escocesa en la que los niños van disfrazados por las casas. Es una tradición muy antigua, anterior a la celebración de Halloween, está documentada desde 1895. Los grupos de niños vestidos de monstruos van a la casa a pedir dulces y caramelos, pero tienen que hacer algo para que se los den, no es sólo pedirlos como en Halloween.

Lo habitual es que canten una canción, reciten una poesía, toquen algún instrumento musical, un truco de magia, proponer un acertijo a los moradores de la casa o cosas similales.

A cambio los propietarios de la casa dan un obsequio a los niños, que pueden ser monedas de chocolate (aunque antes se les daba dinero), frutos secos, piezas de fruta y ahora caramelos. Es una fiesta que ha perdido mucho peso en detrimento de Halloween, por el que los niños piden sólo dulces diciendo “Truco o trato”.

No hay comentarios

Deja un comentario