• Hay libros que a lo mejor están húmedos, pero de alguna manera hay tratamientos para que no se vayan a la basura, pero aquí estoy viendo como los compañeros están aventando los libros a la basura y eso me duele mucho: Gloria de la Cruz.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Gloria de la Cruz, directora y encargada de la biblioteca, indignada señaló que no se lleva un tratamiento adecuado para rescatar los libros y que si bien muchos ejemplares se llenaron de moho, existen métodos de cómo poder restaurarlos.

Y es que las instalaciones de la la Biblioteca Pública Municipal “Gabriel López Chiñas” de Juchitán, sufrió daños en más del 80 por ciento de su estructura con el sismo de magnitud 8.2 ocurrido el pasado 7 de septiembre.

Lo que generó que el acervo literario también sufriera daños, además que con las lluvias que han caído en la zona muchos libros se mojaron, sin embargo pese a que pueden tener un tratamiento para recuperarlos, una cuadrilla de trabajadores del ayuntamiento encabezados por el director de Cultura Michel Pineda, optaron por aventarlos a la basura.

“Hay libros que a lo mejor están húmedos, pero de alguna manera hay tratamientos para que no se vayan a la basura, pero aquí estoy viendo como los compañeros están aventando los libros a la basura y eso me duele mucho”, exclamó Gloria de la Cruz.

La encargada de la biblioteca quien este año recibiría una medalla por los años de servicio por parte de la Coordinación de Bibliotecas dijo que le duele toda el alma que los libros sean tratados así.

“He tomado muchísimos cursos, yo sé cómo se arregla un libro, como se acomoda, qué libro sirve, que libro no sirve, qué libro se puede salir, cual se debe desechar, todo hasta como se debe de acomodar los estantes, pero cuando venimos coincidimos con Michel, vine con mi gente y tampoco queríamos que se opusieran a que entrarán y pues esto ya lleva un avance y yo no puedo quedarme a ver esta situación, es muy doloroso”, explicó.

Indicó que hay libros que se pueden rescatar mediante un proceso, otros sin proceso, se debe hacer una lista, pues hay libros muy valiosos como los de la región, de poesía en zapoteco, entre otros.

Sarahí Martínez Bello, quien acudió como voluntaria para apoyar a las autoridades a rescatar los ejemplares, reconoció que es una pérdida irreparable, debido a que muchos libros vieron su fin tras años de servir a decenas de generaciones en Juchitán, por lo que rescató algunos libros de la basura que no estaban dañados.

“Son vida, son historias, son parte del patrimonio, a veces son ediciones únicas que ya no se van a volver a editar, yo estoy como voluntaria aquí soy madre de familia, tengo hijos que están en la escuela y que han estado aquí en esta área para realizar sus tareas, antes del sismo estuvimos aquí y por eso me duele mucho”, apuntó.

No hay comentarios

Deja un comentario