El legislador oaxaqueño inaugura Primer Encuentro Nacional Campesino.

ZAACHILA, Oax. Con un llamado a la unidad a las mexicanas y mexicanos para la defensa del campo contra la reforma privatizadora que pretende el Gobierno de la República, el presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado de la República, Benjamín Robles Montoya, encabezó el Primer Encuentro Nacional Campesino.

Acompañado del coordinador general de Congreso Agrario Permanente, José Durán Vera; de los líderes del FOSCUPT, Jesús Romero López y Karina Barón Ortiz; de los diputados federales Roberto López Rosado y Eva Diego Cruz; del presidente de la Comisión Permanente del Congreso Local, Sergio López Sánchez; así como del presidente municipal de Juchitán, Saúl Vicente Vázquez, y autoridades municipales de las ocho regiones del estado, Robles Montoya dijo que será un aliando permanente de las mujeres y hombres del campo:

“Yo celebro mucho que se haya tomado la determinación por parte de las organizaciones nacionales de convocar a esta importantísima reunión de cara a un debate que empieza a darse a nivel nacional y que se le ha llamado la reforma para el campo, inserto en una serie de reformas como ellos dicen estructurales, que pretendidamente venden en el discurso que son a favor del país cuando en los hechos se está demostrando que va en contra de las mexicanas y los mexicanos”.

Bajo el lema: En defensa del ejido y la comunidad, por la soberanía alimentaria con agricultura campesina y por una reforma al campo a favor de la agricultura campesina e indígena, el legislador oaxaqueño arrancó los trabajos de este encuentro de organizaciones y frentes en defensa de la tierra.

Dijo que de cara a la discusión de la reforma al campo, los legisladores federales defenderán en todo momento el interés de quienes menos tienen, que son el sector agrario, pero necesitan del acompañamiento de las organizaciones campesinas, indígenas y sociales para hacer una sola fuerza que impida el despojo a los verdaderos dueños de la tierra, como ya se pretende realizar entre las leyes reglamentarias de la reforma energética.

Por su parte, el dirigente del Frente de Organizaciones Sociales, Campesinas, Urbanas, Productivas y de Transporte (FOSCUPT), Jesús Romero, habló de los contrastes del campo mexicano, que mantiene sumidos en la marginación y la pobreza a los campesinos del Sur-Sureste aun cuando son dueños de la mayor riqueza natural del país.

“Se necesita impulsar la igualdad y un trato equitativo entre los estados del Centro, del Norte y el Sur. Debe dejarse de tratar al Sur como menor de edad, porque aquí se produce la riqueza del agua, porque aquí está la riqueza del viento, porque aquí está la riqueza del petróleo pero aquí está también la mayor pobreza del país”, señaló.

Durante el encuentro se realizó una plenaria con el tema “Agricultura familiar, soberanía alimentaria y derechos agrarios en riesgo: Por la defensa de la tierra, el territorio y los derechos indígenas y campesinos”. Asimismo, se instaló la mesa de trabajo “Agricultura familias y economías campesinas: desafíos de modernización y experiencias de solución para la seguridad alimentaria”.

No hay comentarios

Deja un comentario