Elaboración de Totopos; actividad típica de los pueblos del Istmo.

0
770


  • Mujeres istmeñas, se encargan de elaborar el totopo con sus manos mágicas hasta darle su tradicional sabor

Rodolfo Vásquez Mendoza

Salina Cruz, Oax.- La elaboración de los tradicionales totopos ha sido fundamental para obtener ingresos económicos para las familias más vulnerables económicamente hablando, afirmó el estudioso de las costumbres y tradiciones del Istmo de Tehuantepec, Pastor Girón.

   El también catedrático enfatizó que la población de San Pedro Comitancillo, se ha distinguido por la elaboración de este producto alimenticio que goza de popularidad, no solamente en el estado de Oaxaca, sino en otras entidades del país, e incluso a nivel mundial.

   En uno de sus tantos cuadernos de investigación, Pastor Girón, reconoce el gran trabajo de las ingeniosas mujeres istmeñas, que no se cruzan de brazos ante la crisis económica que impacta gravemente en la mayoría de las poblaciones y ciudades del interior del país.

   Sin embargo consideró fundamental que los tres niveles de gobierno fortalezcan los programas de apoyos destinados a las mujeres productivas, y porque, de lo contrario las familias no lograrán mejorar su economía familiar.

   Dijo que la fabricación de totopos está considerada como una labor emblemática, porque forma parte de una herencia de los antepasados y porque ya forma parte también de manera de pensar y por representa un legado de los antepasados zapotecas.

   Y es que el totopo es fabricado por el maíz que se cosecha en los pequeños cultivos de la región istmeña: “el maíz con que se elabora debe ser un maíz puro y sin químicos, ahí está el meollo del asunto, es la clave para conservar su tradicional sabor.

   De ahí que resaltó la importancia de difundirla en los diversos medios de comunicación tanto, en prensa escrita, hablada y las redes sociales que se han convertido en un medio de comunicación moderna y eficaz.

   El catedrático, hizo mención del esfuerzo y trabajo que desempeña la mujer istmeña en los hogares, y por la fabricación de “totopos” de buena calidad, siguiendo las instrucciones originales que aprendieron de sus padres y abuelos.

   Insistió en que San Pedro Comitancillo, es uno municipio donde las mujeres trabajan con mucho dinamismo, talento y actitud para producir este producto alimenticio que goza de buena aceptación en los mercados istmeños, por su sabor tradicional.

   “Con la intención de fortalecer esta histórica labor que identifica a las ingeniosas mujeres istmeñas, es indispensable que el gobierno federal, estatal y municipales, volteen a ver el esfuerzo y trabajo honrado y humilde que día con día llevan a cabo las jefas de familia que colaboran para enfrentar la crisis económica que sigue afectando en los pueblos de alta marginación”, concluyó.

Deja un comentario