Promueve ayuntamiento juchiteco la música prehispánica

0
375


  • Reafirmar la identidad cultural es el objetivo que persigue la regiduría de cultura.

Con la finalidad de promover y preservar el legado musical de los zapotecas, el ayuntamiento juchiteco a través de la regiduría de cultura a cargo de Antonia Jiménez López, imparten cursos de flauta, tambor y caparazón de tortuga, dentro de los talleres de verano 2015.

IMG_1642

Teniendo como espacio de enseñanza-aprendizaje las instalaciones del CRI de la calle Hidalgo, el instructor de música prehispánica Mariano Blas Hernández atiende a niños provenientes de distintas secciones para instruirlos en el uso de los instrumentos que caracterizan a esta forma de manifestación musical.

El método del tapado y destapado para inducir a los alumnos en el conocimiento del solfeo es parte importante para el uso de la flauta, que en ejecución con los otros instrumentos adicionales reproducen los sones tradicionales de la región del Istmo como parte de nuestra identidad cultural, señaló Blas Hernández.

Este curso también lleva el propósito de que los alumnos conozcan los antecedentes de la música prehispánica, así como el material con que son confeccionados los instrumentos utilizados que en mayor proporción son de origen animal como el cuero de chivo que da sonoridad al tambor, las astas de venado y caparazón de tortuga.

Reafirmar la identidad cultural como un elemento indispensable para consolidar la autonomía municipal, es otro de los objetivos que a través de este curso busca el ayuntamiento juchiteco, mismo que se suma al esfuerzo de preservación de la lengua zapoteca con el proyecto de “Gusisácanu diidxaza do stinu” iniciado el pasado febrero del 2015.

Cabe destacar que Juchitán es el municipio que mayor realce ha dado a la música prehispánica al consolidar desde el inicio de los años setenta, con la casa de la cultura la conformación de diversos grupos dirigidos por Heber Rasgado y Julio Montero, quienes forjaron una generación de ejecutantes de la música autóctona.

Deja un comentario