JUCHITAN

Regiduría de Bienestar Social inaugura Primera Feria de Medicina Tradicional, en Juchitán

Con el propósito de reivindicar y rescatar la sabiduría de los pueblos del Istmo, la Regiduría de Bienestar Social, del ayuntamiento juchiteco, que encabeza Magali Sánchez Santiago, inauguró esta mañana la Primera Feria de Medicina Tradicional y Complementaria, en Coordinación con los Servicios de Salud de Oaxaca, la Jurisdicción Sanitaria 02, la Dirección de Salud y el DIF Municipal.

Un ritual tradicional, con flores multicolores dispuestas en círculo, veladoras, y el sonido grave del caracol, insuflado por el aliento de una curandera, marcó el inicio de las actividades, con la presencia de funcionarios y personas de todas las edades, que acudieron a este encuentro de la sabiduría antigua.

Luego de agradecer el apoyo brindado por el Presidente municipal, Emilio Montero Pérez, para la organización de esta Feria, ubicada en la explanada del Centro Escolar Juchitán, Magali Sánchez detalló que durante los días miércoles y jueves, de 9 de la mañana a 2 de la tarde, se ofrecerán servicios de terapia, masaje, limpia, mal del ojo, del susto, y atención de las parteras reconocidas por la Jurisdicción Sanitaria 02.

Curanderas, parteras, hueseros y médicos tradicionales, de éste y otros municipios, compartirán sus conocimientos de acupresión, terapia alternativa, herbolaria y otros aspectos relacionados con esta práctica milenaria.

La Regidora de Bienestar Social destacó la importancia de realizar una actividad como ésta, “para que la gente reconozca los trabajos de nuestros médicos se acerquen, pregunten y conozcan los servicios que ofrecen”.

Agregó que en la feria también están a la venta plantas medicinales y diversos productos de herbolaria, como pomadas, lociones, ungüentos, jabones y otros artículos.

«Hay una generación de jóvenes que tratan de rescatar toda la cultura de Juchitán, y parte de eso es la medicina tradicional, por eso los invitamos a que conozcan este trabajo, que abracen este trabajo que es milenario; es trabajo de años, que ha pasado de generación en generación, y se practica con nuestros propios recursos, nuestras plantas medicinales, con todo lo natural que hay en nuestra región», concluyó.

Mientras las y los curanderos atendían a quienes se les acercaban con interés, el sonido de la flauta de carrizo, el rústico tambor y el caparazón de tortuga, percutido con astas de venado, mantenían en el aire su sonido antiguo, su aire de espíritu lejano.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios