Omar Castillo Celaya

Consultor en Finanzas

www.finanzaslibres.com.mx

Si tienes un auto, es un hecho que algún momento vas a tener que hacer uso de un seguro de automóvil, esto sin importar si tu carro está en movimiento o se encuentra estacionado. El hecho de contar con un seguro de auto, no implica estar exento a algún percance, por lo que recomendamos en este caso conocer el límite de nuestra cobertura, ya que en caso contrario, esto podría afectar tu bolsillo.

Actualmente el contratar un seguro de auto no es obligatorio, aunque se tiene previsto que a partir de septiembre de este año, ya será un requisito forzoso para aquellos autos que transiten en carreteras federales.

¿Para qué nos sirve un seguro de auto?

Un seguro nos sirve para cubrir los gastos en caso de vernos envueltos en algún siniestro como: robo, choque, atención médica, así como defensa legal. Entre las consideraciones que debemos tener al momento de contratar un seguro de auto, se encuentra el alcance de la cobertura y el costo del mismo, cabe resaltar que el costo no es el mismo para todos; ya que se considera el modelo del auto, edad del conductor, el sexo, el lugar donde vives y el alcance de la cobertura.

Otro punto a considerar es el deducible; dicho deducible aplica a la cantidad que le toca pagar al asegurado al momento de hacer efectiva la póliza. En el caso de México, el deducible oscila en un aproximado del 5% y 10%.

¿Cuántos tipos de cobertura hay?

Existen muchos tipos de cobertura, por citar algunas: la básica que te cubre lo básico respecto a un siniestro; responsabilidad civil, es decir si alguien te causa un daño material o te lesiona su seguro cubrirá estos gastos; cobertura amplia, aplica a otras eventualidades que en una cobertura básica no tendrías, como son: desastres naturales, disturbios, explosiones, etc.

 ¿Qué debo considerar antes de comprar un seguro de auto?

  • Antes de comprar despeje todas sus dudas con su agente de seguros, si contratas una póliza, pide te detallen cada una de las coberturas; así sabrás lo que te cubre y lo que no te cubre la aseguradora.
  • Si compras a crédito, pregunta si tienes que contratar el seguro con la agencia u banco que te otorgue el crédito o puedes hacerlo por cuenta propia.
  • Pregunta si existen las renovaciones automáticas o a partir del segundo año puedes contratar el seguro por tu cuenta.
  • Pregunta si el costo del seguro será financiado durante el contrato del crédito.

1 Comentario

Deja un comentario