Mario Castillo / Consultor en Finanzas Libres

¿Te suena este término?;

Puede ser que ya lo hayas oído.

Según la Condusef: “La portabilidad o transferencia de la cuenta de nómina es un derecho de cualquier persona, por lo que pueden solicitar al banco donde actualmente radican sus depósitos, que transfiera sin costo el saldo de esa cuenta al banco de su elección (donde deberá tener una cuenta activa de depósito), ya sea para recibir su salario, pensión y otras prestaciones de carácter laboral”.

¿Y cuál es el beneficio?

El beneficio de tener la portabilidad de tu nomina te permite mantener tu cuenta en el banco que tú quieras, aún cuando cambies de patrón y este maneje otro banco para pagarte tu salario. Tú decides si te quedas en el banco que tiene contratado tu patrón o te mudas a otro banco.

En cuanto al tiempo para poder disponer de tu dinero una vez que tu patrón hace el depósito al banco donde recibes tu pago por concepto de salario, pensión o alguna otra prestación, este es transferido en un plazo de 24 horas a la cuenta de la institución financiera que hayas elegido.

El proceso para realizarlo es muy sencillo, debes acudir al banco donde depositan tu dinero y solicitar la solicitud de transferencia, posteriormente acude al banco donde deseas recibir tus recursos presentando contrato, tarjeta, estado de cuenta, la solicitud de transferencia y tu identificación oficial.

Si no cuentas con una cuenta en el banco de tu elección, consulta los requisitos para aperturar una cuenta.

Una vez hecho esto, en un plazo de 10 días hábiles, debe de empezar a operar tu instrucción.

Si tienes pensado hacer este proceso, te recomiendo que antes de realizarlo, consideres el costo de la cuenta, servicio y cobertura de las sucursales bancarias.

1 Comentario

Deja un comentario