Los expertos advierten que premiar o castigar a los niños con dulces o golosinas puede ser riesgoso.

Es importante evitar premiar o castigar a los niños con comida y dulces, debido a la implicación emocional que esto conlleva, recomienda nutrióloga del Hospital General de Zona (HGZ) No. 14 del IMSS en Jalisco, Lourdes Betsabee Atilano Maciel.

Malos hábitos alimenticios

Premiar o castigar a los niños con dulces, contribuirá a que el niño dé un sentido afectivo a los alimentos y le sea más difícil elegir o apegarse de una forma objetiva a un régimen saludable, puede incurrir en malos hábitos alimenticios que prevalezcan en la edad adulta e incluso a malas prácticas como bulimia o anorexia.

“Los niños llegan a adultos con sobrepeso y obesidad cuando desarrollan este problema en la infancia y además con un gran riesgo de padecer diabetes tipo dos y problemas cardiovasculares serios, incluso desórdenes alimenticios, de ahí la importancia de prevenir”, dijo la experta en Nutrición.

De hecho, se ha estimado que hasta un tercio de ellos, con problemas de exceso de peso persisten con la problemática en la edad adulta, por lo que insistió en sustituir los dulces por frutas y alguna colación, pueden ser barritas de cereal con amaranto o granola y miel.

Alimentación sana

El desayuno, explicó, es fundamental para una alimentación sana, porque estimula de una forma importante el metabolismo e incrementa la energía que se requiere, para llevar a cabo las actividades del día.

La especialista mencionó que es posible determinar si un niño o adolescente presenta obesidad y sobrepeso, si su índice de masa corporal (IMC) es mayor a 30, incluso a 40, en donde ya se consideraría una problemática de obesidad mórbida.

Salud pública: cifras de obesidad

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud, las cifras de obesidad son preocupantes no sólo en población infantil, sino también en adolescentes, misma que arrojó que el 26% de escolares presenta exceso de peso corporal y más del 30% registró obesidad y sobrepeso.

En tanto, cifras del IMSS Jalisco, revelan una problemática similar, la prevalencia de sobrepeso en niños menores de 5 años es del 11. 32%, en tanto que para el sector de entre 5 y 9 años, la problemática es del 15. 9%.

Afirmó que un aspecto a considerar respecto a la ingesta de azúcares, es que los pequeños pueden obtener más del 50% de calorías que necesitan a través de los dulces o carbohidratos o harinas.

No hay comentarios

Deja un comentario