Incorpora derechos para personas con discapacidad y de las audiencias, sostuvo.

MÉXICO, D.F. El grupo parlamentario del PRD logró establecer en el dictamen de leyes reglamentaria en materia de telecomunicaciones que se redujeran los mecanismos de censura y control gubernamental, acotaran las facultades y obligaciones en materia de seguridad y procuración de justicia y la garantizaran los derechos de las radios comunitarias y sociales, sostuvo el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya.

Al fijar su posición ante el pleno del Senado de la República, Robles Montoya sostuvo:

“Nosotros seguiremos luchando para eliminar por completo cualquier resquicio, cualquier mecanismo que implique control del gobierno sobre los medios de comunicación. Y en materia de medios comunitarios e indígenas: Establecimos la obligación de garantizar por ley la disponibilidad de frecuencias para medios comunitarios e indígenas. Establecimos nuevas formas de financiamiento para radios comunitarias e indígenas, compatibles con sus fines de utilidad social”.

“Pero también en el PRD fortalecimos la autonomía del IFETEL garantizando que sus atribuciones no queden sujetas a las del Ejecutivo”.

Además, dijo que se incorporaron derechos y mecanismos de accesibilidad para personas con discapacidad, aunque reconoció que son aún insuficientes, pero habrá de seguir trabajando para incorporar cada vez más mecanismos. Así como fortalecer los derechos de las audiencias y también los derechos de los usuarios.

En cuanto al tema de los medios comunitarios y sociales, retomó que a propuesta del PRD se logró establecer que al menos un miembro del Consejo Consultivo del IFETEL cuente con conocimientos y experiencia en concesiones de uso social.

“Incorporamos como finalidad el cumplimiento de los principios del artículo 2° constitucional, entre ellos la difusión de la pluriculturalidad, las culturas, lenguas y tradiciones de nuestros pueblos y comunidades. Y  eliminamos disposiciones que confinaban a medios sociales a transmisiones de baja potencia”.

Por lo que, se comprometió a seguir trabajando para garantizar mayores condiciones de equidad para los medios sociales, en aras de fortalecer sus fines de utilidad social y de contribuir al desarrollo y preservación de nuestros pueblos y comunidades.

“Hoy, nos hemos dispuesto a dar la pelea por enriquecer los medios alternativos, los medios públicos y comunitarios, porque estamos en contra de la gran concentración de la propiedad, tecnología informativa, de la estandarización y uniformidad de la comunicación, del discurso unimensional orientado a un objetivo determinado, información homogéneamente manipulada, desigual, desequilibrada y mercantilizada”, expuso.

Y abundó: “Me he propuesto obligar al Estado en su deber de potencializar la infraestructura, derechos y atribuciones a los habitantes de zonas distantes, rurales y urbanas marginadas a través del acceso a la información y la utilización de tecnologías de comunicaciones existentes en su comunidad y que no pretender robar ni espacio ni competir comercialmente a los grandes consorcios”.

 “Aclaro mi postura, pues no vivo con los ojos cerrados, reconozco que nuestra democracia mexicana subsiste al límite de los designios de los medios masivos de telecomunicación, tal es el grado de concentración que: Construyen el hecho político, acaparan el espacio público y configuran la opinión pública, son un árbitro con acceso a la existencia política, se constituyen en un referente de la dinámica estatal, legitiman o deslegitiman al sistema político  y fiscalizan al poder”, manifestó.

En ese sentido se pronunció: “Por la libertad de los medios públicos, por el respeto de los medios autónomos, culturales, comunitarios que forja conciencia ciudadana”.

No hay comentarios

Deja un comentario