Agustín López Santiago.

San Mateo del Mar, Oax. Pescadores de esa zona mostraron su preocupación por el bajo nivel de agua que tiene la laguna “Quirio” debido a las pocas lluvias que se han registrado en los últimos meses.

San Mateo del Mar es una comunidad arraigada a sus costumbres y tradiciones en donde le rinden tributo a su santo patrono “San Mateo Apóstol”, pero esta vez, ni las plegarias le han bastado para que llueva en la zona y los provea de la alimentación a su pueblo.

Hortensio Escandón, representante de la asociación de pescadores libres de San Mateo, comentó que año tras año la producción va decayendo por las pocas lluvias que caen en su pueblo y eso preocupa porque es una de las principales fuentes de empleo y alimentación para sus familias, además de ser una actividad comercial.

Reconoció que la laguna más importante “Quirio”, está baja, pues esto genera preocupación entre los pescadores que se dedican a la pesca de mojarra, camarón, popoyote, además de la jaiba.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática en su último censo que realizó en el 2010, dio a conocer en su portal que San Mateo del Mar cuenta con seis agencias desde Huazantlán, Cuauhtémoc, Costa Rica, colonia Juárez y San Pablo hasta Laguna Santa Cruz, en donde su principal actividad es la pesca ribereña que les provee de alimentos y además es una de las principales actividades comerciales.

Si bien de los 14 mil habitantes con que cuenta esa cabecera Municipal, el 35 por ciento trabaja y se vive de la pesca, además de la agricultura, artesanía y albañilería. En tanto que, las mujeres a las actividad comercial y en el hogar.

Filemón Pinzón Burgoa, afirmó que si no se dedica uno a la pesca, tiene que emigrar a otros municipios en busca de un empleo informal porque no todos tienen una preparación académica.

“Hay muchos pescadores, pero ya no es lo mismo hace diez años que ahora, porque esto va decayendo y es preocupante porque si no hay pesca, nuestras familias no comen”, dijo.

De hecho aseguró que antes era una tradición el consumir y sacrificar las tortugas que arribaban a las playas de San Mateo, pero ahora hay temor porque está “penado” y muchos de los pescadores han pisado la cárcel.

No hay comentarios

Deja un comentario