“Lo que están haciendo se llama vender a la patria, senadoras y senadores oficialistas”, acusó el senador del PRD, Benjamín Robles Montoya, al expresar su voto particular en contra de la minuta por la que se modifican las leyes Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y la General de Deuda Pública.

Ante el Pleno del Senado de la República y flaqueado por la figura del general Lázaro Cárdenas, Robles Montoya sostuvo que los impulsores de la Reforma Energética son los responsables de que el pasivo laboral de Pemex, que se pretende sea asimilado como deuda pública por el Gobierno, haya alcanzado 1.2 billones de pesos.

“De la corrupción, del despilfarro, del uso de PEMEX como botín político, es que ahora su pasivo laboral asciende a 1.2 billones de pesos. Muchos se han enriquecido ilegalmente con esto, y ahora el pueblo de México tendrá que pagarlo por decisión de ustedes que no nuestra. Esto no es en defensa de los trabajadores, como mañosamente dicen, esto es para que, una vez más, la ciudadanía pague sus actos de corrupción, el enriquecimiento ilícito de unos cuantos”, dijo.

El Senador por Oaxaca recordó que de 2005 a 2011 el Gobierno infló la plantilla laboral de Pemex cuando su índice de producción de llegaba al punto histórico más bajo.

 Además cuestionó “por qué si durante el sexenio pasado hubo un excedente petrolero de dos billones de pesos no se fondeó el pasivo laboral de Pemex”.

Por otro lado, le respondió al diputado priista Ricardo Aldana que únicamente ellos son los responsables de esta “infamia” que tendrá que asumir la población.

En ese sentido, recordó que en enero de 2012, se le otorgó un préstamo al sindicato petrolero de 500 millones de pesos ratificado fuera del Contrato Colectivo de Trabajo y que se manejó con total discrecionalidad.

“Qué pasó con esos 500 millones de pesos, este regalito lo tendrá que pagar el pueblo de México. De eso está compuesto este cajón de pasivo laboral, de un interminable rosario de corruptelas”, concluyó

No hay comentarios

Deja un comentario