Tehuantepec., Oax.-  El objetivo se cumplió. Este año el Paseo de Estandartes contó con más participantes que el año pasado. Tal era el propósito: recuperar los sitos y tradiciones en torno a las fiestas del Santo Patrón, Santo Domingo de Guzmán, que se estaban perdiendo.

008

“Hace un año fuimos como ocho capitanas; ahora llegaron quince”, manifestó una de las participantes que, a pleno sol, recorrió con sus acompañantes las calles de Tehuantepec para visitar varias iglesias en el trayecto.

Niños y niñas a caballo, que regalaban algunos juguetes a otros niños que encontraban a su paso, abrieron el tradicional Paseo de Estandartes que de acuerdo con la costumbre, se realiza al día siguiente de la “Fiesta Grande” en honor a Santo Domingo de Guzmán.

003

La música y los cohetes que anunciaban el paso del contingente, convocaron a quienes no se habían enterado del recorrido a salir de sus casas para saludar a las capitanas y sus acompañantes.

Desde temprana hora, Gilberto Martínez Fabián, uno de los más conocidos artífices de los estandartes, detallaba cada uno de los encargos.

004

Con sus hábiles manos pintaba flores y rotulaba con caligrafía impecable el nombre de las niñas, señoras y señoritas que participarían en el acostumbrado paseo.

También acudían a su local a recoger su vestido para la ocasión y a peinarse con el acostumbrado tocado de flores.

Al medio día empezaron a llegar las capitanas con sus estandartes que identificaban a cada uno de sus barrios. Con sus xicapextles cargados de frutas tropicales: piña, naranja, plátano. Y banderitas de papel de china de vivos colores.

Tras el recorrido, que concluyeron con el mismo garbo con que iniciaron, desde lo alto de sus zapatillas, las capitanas arribaron a la enramada donde convidaron a sus acompañantes e invitados el tradicional platillo de la región: relleno al horno, agua de Jamaica, y bebidas embotelladas.

Las notas de los sones istmeños no tardaron en convidar al baile. Hombre con mujer, o mujer con mujer. En esta tierra las mujeres son autosuficientes, y están acostumbradas a bailar el son con otra mujer. Así es su cultura.

Con el Paseo de Estandartes se cumplen seis días de celebración, con distintos ritos y tradiciones cada uno.

Este miércoles 6 de agosto concluyen las fiestas en homenaje a Santo Domingo de Guzmán, Santo Patrono de Tehuantepec,  con la Tradicional Lavada de Ollas.

Esta costumbre reciente inició para dar oportunidad a las cocineras de que también se diviertan, pues los seis días anteriores la han pasando trajinando para atender a los invitados.

El propósito de los mayordomos en esta ocasión, el presidente municipal, Donovan Rito García, y su esposa, Nadia Clímaco Ortega, se alcanzó: convocar a la población a retomar los ritos y tradiciones que empezaban a perderse, para devolver a la fiesta de Santo Domingo la devoción, ritualidad y sana convivencia que tuvo en sus orígenes.

No hay comentarios

Deja un comentario