ESTATALES

OBSERVATORIO POLÍTICO: Juan Iván y su sueño guajiro

  • Es un personaje polémico y eso no precisamente significa que es popular. Su más reciente puntada fue declarar, únicamente mediante boletín, que no le interesa ser candidato a diputado federal, por ninguna de las dos vías, sino seguir en su modesto cargo de presidente de su partido, Acción Nacional.

 

José Franco.
Es un personaje polémico y eso no precisamente significa que es popular. Su más reciente puntada fue declarar, únicamente mediante boletín, que no le interesa ser candidato a diputado federal, por ninguna de las dos vías, sino seguir en su modesto cargo de presidente de su partido, Acción Nacional. Pero eso sí, no dice que quiere ser candidato a gobernador, su sueño guajiro.

Se llama Juan Iván Mendoza Reyes y hasta de su nombre se discute, porque presuntamente bajo ambos nombres está vinculado a un delito y por eso hoy únicamente prefiere llamarse Juan Mendoza Reyes. Hasta hace un año, era diputado local y a la vez dirigía el partido; se ha dado el lujo de imponer su voluntad, como nombrar a la coordinadora en el Legislativo local, y ayudar a su hermanito, presidente municipal, a cometer fraudes. Ah, también se habla de este costeño pero por el megarrancho con parador turístico que se construyó en su pueblo natal.

Pero comencemos. Tiene una trayectoria tan pero tan gris, que por más que buscamos con nuestras amigas panistas, no logramos dar con él; su máximo cargo público fue el de regidor en Santa María Tonameca, Pochutla, donde nació el 15 de noviembre de 1974.

Como empresario, era también un don nadie, pues allá en la Costa administraba su tienda de materiales y renta de maquinaria “Mendoza”, una empresita acuícola y párele de contar. La primera es hoy una muy próspera constructora, que tiene negocios en municipios donde gobiernan panistas, y también con el gobierno de Oaxaca.

Pero bueno. Este abogado, que ha hecho de la política un modus vivendi para sí y para sus hermanitos, tiene eso sí una larga historia de medrar con el presupuesto y se sacó la lotería cuando Gabino Cué Monteagudo ganó la gubernatura, bajo las siglas del PAN, PT, PRD y Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano.

En 2002, apenas le alcanzó para ser agente municipal de San Francisco Cozoaltepec, agencia de Tonameca; después quiso ser presidente municipal de Tonameca y únicamente alcanzó una regiduría.

En la actividad pública, fue achichincle del achichincle en una regiduría en un juzgado calificador de Tránsito municipal y luego de un regidor de Oaxaca de Juárez.
Ante los fracasos, regresó en 2005 a su pueblo a ser director de Desarrollo Urbano y Obras Públicas y después enlace con una dependencia federal. Hasta ahí su mega trayectoria.

Tiene como miembro activo del PAN apenas unos 13 años, se afilió en 2001, pero la suerte le sonrió en 2010, con la campaña de Cué Monteagudo y después con la gubernatura.

Don Juan Iván no sólo consiguió ser diputado plurinominal (por la vía del voto dos veces ya había fracasado en el intento), sino que además hizo justicia a sus hermanos. Uno de ellos, Martiniano Mendoza Reyes, fue por más de tres años director del Servicio Nacional de Empleo, una vez que satisfizo sus apetitos financieros, lo quitaron el año pasado.

A su otro hermano, lo hizo presidente municipal de Tonameca, pero éste tiene una historia más peculiar, que más adelante le contamos. Mientras fue diputado y durante un año presidente de la Junta de Coordinación Política, hizo y deshizo con el presupuesto, sin rendir cuentas a nadie, gracias a las complicidades con Francisco García López y a Carol Antonio Altamirano, que tampoco se podían quejar de que se echaron a la bolsa varios millones de pesos.

El primer escándalo le estalló a mediados del año pasado cuando se conoció que tenía órdenes de aprehensión, por delitos cometidos en su natal Cozoaltepec, de privación ilegal de la libertad y robo con violencia.

Son públicos los expedientes 269/2001 y 177/2003, del Juzgado Mixto de Primera Instancia de San Pedro Pochutla; la Procuraduría de Justicia buscó entonces aprehender a Juan Iván Mendoza Reyes, pero oh, sorpresa, se encontró que no existía tal, sino Juan Mendoza Reyes únicamente.

Alguna argucia legal y el apoyo del gobernador lo salvaron de ir a la cárcel y seguirse quedando como presidente del comité estatal del PAN.

Pero de inmediato, también en meses recientes, le vino otro escándalo. Resulta que pagó más de un millón de pesos a Claudio Pacheco Altamirano, para que le dejara la candidatura a la alcaldía de Santa María Tonameca a su hermano Fernando.

Claro, Fernando ahora es presidente municipal, pero hay muchos indicios de que hubo chanchullos fuertes, tanto que se dieron a conocer a nivel nacional en el periódico Reforma:
“De acuerdo con un recibo, en poder de Reforma, el líder panista entregó un millón 282 mil pesos a Pacheco Altamirano en mayo de 2013, previo al proceso electoral local de julio.

“El que suscribe, Claudio Pacheco Altamirano, en pleno uso de mis facultades y sin ningún tipo de presión, de plena conformidad manifiesto lo siguiente y firmo al calce en original con mi puño y letra, que recibí la cantidad de $ 1, 282, 000.- (un millón dos cientos ochenta y dos mil pesos) en efectivo de manos del Lic. diputado Juan Iván Mendoza Reyes a cambio de renunciar a mi candidatura para Presidente Municipal de Santa María Tonameca”, expone el documento.

¡En efectivo! ¿De dónde? Bueno, ya dijimos que el Congreso del Estado fue una minita de oro y el señor no ha perdido el estilo para este tipo de negocios.

Hay que recordar también los “audioescándalos” del año pasado, donde muy sumiso habla con el auténtico gobernador de Oaxaca, un señor de nombre Jorge Castillo, a quien casi le besa los pies.

Pues eso y más es don Juan Iván Mendoza Reyes, sí, el que ahora muy humilde dice que se conforma con seguir siendo presidente del PAN Oaxaca. Ah, pero eso sí, en secreto ya está pelando los dientes para ser candidato a gobernador, en 2016. ¿Usted le cree a Juan Iván?

UNO-DOS-TRES
Como si faltaran organizaciones sociales, don diputado perredista Jesús López Rodríguez nos sale con que ya no se siente a gusto con el Frente Amplio de Lucha Popular (ese que golpea a periodistas) y que por lo tanto fundará ¡su propia organización! Mejor dicho fundó, el domingo último, en Asunción Nochixtlán; ahora, se preparan para toma de carreteras, marchas, bloqueos y demás, con tal de conseguir dinero contante y sonante… En las mismas se encuentra el ex dirigente del magisterio Ezequiel Rosales Carreño (el último en el conflicto del año 2006), quien de asesor pasó ni más ni menos que de dirigente del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional; y también, ya está listo para seguir exprimiendo la ubre del gobierno. Para cerrar con nuestros grandes líderes sociales, nos enteramos también que ya existe un Frente Popular 14 de Junio, con un tal Javier Ramírez Juárez, quien para variar, ya amenaza con cierre de carreteras y bloqueos y marchas y todo el menú con que nos tienen acostumbrados estos apátridas vividores del presupuesto. (acierta.mx)

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios