EN LA OPINION DE...

No se vale seguir jugando con el futuro de Oaxaca

En la Opinion de: 

Jesus E. Martínez Álvarez

Como ha quedado demostrado, se está negociando con los legisladores locales que se modifique la Constitución de nuestro Estado para, seguramente, abrir paso a personas que pretenden la candidatura de Oaxaca en la próxima elección y que no reúnen los requisitos.

Tal pareciera que la Constitución estatal, que debe ser la norma jurídica por excelencia, se puede modificar, cambiar o adaptar a modo, así se contravenga la Constitución general de este país.

Lo más delicado es que esta modificación está sujeta a la aprobación del crédito por 2,400 millones de pesos que se encuentra “atorado” en el Congreso local hasta que no se llegue a un arreglo sobre este tema.

Qué desilusión que se juegue con la Constitución y que ésta se encuentre sujeta a la aprobación de un nuevo adeudo para el gobierno del Estado de Oaxaca.

► No importa que se hayan manejado presupuestos históricos desde el inicio de esta administración; 
►No importa que hoy se tenga, como nunca, el adeudo más grande de la historia de todos los gobiernos anteriores.
►No importa que el ejercicio del presupuesto no se refleje en una sola obra que puedan presumir o por lo menos mostrar.
►No importa que de llegarse a un “acuerdo” se autoricen 2,400 millones de pesos más para otro crédito al gobierno, sin saber el destino de esos recursos ni mucho menos a qué obras o servicios se va destinar esta cuantiosa cantidad.
►No importar hipotecar el futuro de Oaxaca, ya que no se podrán pagar esas cantidades en los próximos 20 años.

Hemos llegado al conformismo de dejar que unos cuantos hagan todo lo que se les ocurra para su beneficio personal.

ESTA ES LA TRISTE REALIDAD DE LO QUE HOY SE VIVE EN OAXACA

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificar también

Close
Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios