• Llama a encauzar demandas en los espacios de diálogo con las autoridades

El defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, pidió este lunes a profesores y normalistas encauzar sus demandas por vías que no afecten los derechos de terceros.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, expuso su titular, considera necesario que las y los maestros canalicen sus demandas en los espacios de diálogo que ya sostienen con representantes gubernamentales, con el fin de evitar que las movilizaciones dañen los derechos de la ciudadanía.

El pleno de la Sección 22 del sindicato magisterial acordó esta madrugada movilizarse hacia el auditorio donde se presenta hoy la Guelaguetza, como medida de presión para los gobiernos de Oaxaca y de la Federación contraten de manera inmediata a las y los egresados de las escuelas normales. Siguiendo ese acuerdo, hacia las 10:00 horas de esta mañana, los accesos al auditorio ubicado en el Cerro del Fortín estaban bloqueados por la movilización de docentes, incluyendo la calle de Manuel Sabino Crespo, desde la cual parte la escalinata que permite la llegada a pie al auditorio.

Al respecto, Peimbert Calvo reconoció el derecho de manifestación de los profesores, pero pidió a éstos ponderar los efectos de sus acciones sobre los derechos de la ciudadanía.

El ombudsman señaló que los bloqueos emprendidos por los docentes en los accesos a la avenida que cruza el Cerro del Fortín y se conecta con la calzada Héroes de Chapultepec, afectan seriamente la actividad de las y los ciudadanos que necesitan transitar por esa zona para efectuar sus actividades cotidianas.

Los visitantes que acuden a los festejos por la Guelaguetza que se celebra en el Cerro del Fortín, puntualizó el ombudsman, proceden de muy diversas partes de la república y aun de otras naciones, y la Constitución mexicana protege por igual el derecho de esas personas a transitar libremente.

El defensor reiteró a los docentes la obligación de respetar el derecho al libre tránsito de todas las personas que residen en Oaxaca o visitan la capital estatal con fines de esparcimiento, sobre todo porque el turismo que actualmente favorece al estado con su presencia es un factor vital para el desarrollo económico del pueblo oaxaqueño en esta temporada.

Las movilizaciones magisteriales pueden derivar en violaciones a derechos humanos, tomando en cuenta que maestras y maestros también son servidores públicos, expuso.

Peimbert Calvo señaló que, en primera instancia, las demandas magisteriales deben solucionarse mediante el diálogo y el acuerdo con las autoridades que estén en posibilidades de tomar las decisiones pertinentes.

El defensor del Pueblo insistió en su llamado a los gobiernos estatal y federal, así como a las y los profesores de la sección 22, para fortalecer los mecanismos de diálogo y llegar pronto a acuerdos que eviten lesionar los derechos de la ciudadanía.

Pidió también a la ciudadanía hacer un esfuerzo de tolerancia y evitar confrontaciones que puedan derivar en violencia.

No hay comentarios

Deja un comentario