Agustín López Santiago.

Salina Cruz, Oax. El joven Daniel Salinas Romero quien presentó su examen en el Instituto María Teresa Rivera se le negó la entrega del documento por el cual pagó una módica cantidad.

Y es que el pasado 28 de mayo, fecha en que las religiosas de la Congregación Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, administradoras de la Escuela Preparatoria Particular “María Teresa Rivera” con clave 20PBH0001E colocaron en las instalaciones de la misma, la lista de aspirantes, que según ésta, aprobaron el examen de admisión y con ello se ganaron el derecho a inscribirse en la mencionada institución.

Niega Instituto María Teresa Rivera revisión de examen de admisión a joven.  (2)

De hecho el joven de 15 años de edad, Daniel Salinas Romero, no ha recibido una respuesta satisfactoria pero sobre todo un justificante lógico a la cuestión del por qué no es posible realizar una revisión de su examen que, al igual que otros 70 estudiantes más, presentó el 22 de mayo pasado y por el que tuvo que pagar la cantidad de 120.00 por la ficha No. 08.

Aunado a ello también le exigieron comprar como condición una guía de estudio con un costo de $250.00 a pesar de que explicó a las encargadas que ya tenía una que le habían regalado en días pasados.

Con base en lo anterior, Salinas Romero ha hecho la petición de revisión de examen que hizo, se plantea en apego a derecho porque su nombre no apareció en la citada lista de aprobados, a pesar de que se preparó a conciencia para la presentación de la prueba de selección y que además contestó todo satisfactoriamente siendo el primero de su grupo en entregar todos los reactivos resueltos.

Explicó que “eso me despertó la sospecha de que algo andaba mal, sino también el reprobable procedimiento utilizado para la elaboración de la lista publicada, ya que en ella se omiten la presentación del número de reactivos acertados y la calificación correspondiente obtenida”.

Asimismo, dijo que se realiza con el fin de contar los elementos ideales para el futuro manipuleo a voluntad de los padres de familia, haciéndoles creer que si sus hijos pasaron el examen, fue por “benevolencia” de la institución y así poder exigirles vivir agradecidos y someterse a cualquier llamado a colaborar tanto económica como moral y presencialmente en todas la actividades con fines de lucro que realiza la escuela.

“Esto deja por consiguiente mucho que pensar de la honestidad y falta de probidad u honradez con que se conducen las religiosas pertenecientes a la Congregación Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, pues su actitud incongruente deriva en una clara violación a la normatividad emanada de la ya aprobada Reforma Educativa promulgada por el Presidente de la República Mexicana Enrique Peña Nieto, además de la Ley General de Educación vigente”.

No se omite la idea lógica que el anterior comportamiento de la dirección de la escuela preparatoria de las “monjas”, podría obedecer a una estrategia implementada en represalia contra la mamá de Daniel, la señora Julissa Romero Nigenda, por defender el derecho a la educación de su otro hijo y hacerlo público en este medio, por haberlo corrido del Jardín de Niños Jorge Laliberté, en una clara violación al artículo 3° constitucional, la Ley General de Educación y al convenio signado en defensa de los Derechos de los Niños entre el Gobierno Mexicano y la UNICEF.

En declaración categórica, la tutora y madre de Daniel Salinas Romero aseguró que su paciencia ha llegado al límite y que como las religiosas del Perpetuo Socorro le han dado largas al asunto, al grado de ya no quererle abrir las puertas del Instituto María Teresa Rivera para darle la respuesta solicitada, interpondrá una demanda por escrito ante el Instituto de Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

No hay comentarios

Deja un comentario