Exige Benjamín Robles terminar esclavitud de los jornaleros en el Valle de San Quintín

0
323


Ante la situación de esclavitud de la que han sido víctimas los jornaleros del Valle de San Quintín en Baja California, el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya  y una Comisión plural de senadores fueron a su encuentro para verificar las condiciones en las que laboran los trabajadores, a fin de expresar su solidaridad y abonar a una pronta solución.

En conferencia de prensa a su llegada al valle de San Quintín el legislador federal manifestó que se trata de un asunto de justicia para sectores vulnerables como los jornaleros agrícolas.

“Espero que la aportación del Senado permita que no haya un solo mexicano que sea esclavizado en territorio nacional en pleno siglo XXI, que es lo que sucede con los jornaleros agrícolas; sí tienen la necesidad de trabajar, pero no de forma esclavizada. Yo estoy  seguro que ese problema tiene solución y yo creo que los senadores, las senadoras que estamos aquí, haremos lo que nos toca por aportar a la solución”, enfatizó.

El congresista afirmó que en giras de trabajo que ha hecho a ese estado ha visto la situación en que viven sus paisanos y, escuchado las historias de engaños con las que fueron llevados a trabajar a esos campos agrícolas.

“Oaxaca, Guerrero, Chiapas, fundamentalmente, pero muchos otros estados son los que proveen esta mano de obra que es tratada de una manera deshumanizada, que el Senado no puede tolerar. Yo estoy de acuerdo que nada debe partidizarse pero lo que también sería condenable es que el senado haga oídos sordos o se ponga una venda ante algo que es ya un tema nacional”, aseveró.

A pesar de que es senador  por el estado de Oaxaca, Benjamín Robles aclaró que tiene una responsabilidad constitucional con todo el país; por ello, con la mayor imparcialidad, reiteró que llevará al Senado los testimonios que se recolectaron en San Quintín para que también los gobiernos Federal, Estatal y Municipal  intervengan en lo correspondiente.

El representante popular recordó que desde el pasado 17 de marzo, un movimiento de jornaleros puso en jaque a las trasnacionales agrícolas de la región ante la desesperación y el repudio por ser ignorados en sus denuncias de explotación y miseria que han padecido durante muchos años.

Entre las demandas de los trabajadores del campo bajacaliforniano: incremento de los salarios; respeto de la jornada laboral en estricto apego a lo que estipula la Ley Federal de Trabajo; afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Así también vacaciones conforme a la Ley y el respeto del día de descanso; horas de jornadas laborales extraordinarias a voluntad y pagadas conforme a la norma; y acabar e investigar los casos de acoso sexual que se dan comúnmente contra mujeres jornaleras.

En este sentido, este día, integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Senado en coordinación con la Comisión Plural, aprobada por el Pleno a propuesta de Robles Montoya, acudieron a una jornada de trabajo en donde escucharon la opinión de los distintos actores que se encuentran inmersos en este conflicto.

Deja un comentario