El próximo 16 de octubre a las 18:00 se oficiará una misa y después las bandas de música tocarán la música regional para cerrar este ciclo e iniciar

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Después del terremoto del 7 de septiembre y de más de 7 mil replicas la vida cambio y las actividades que tiene que ver con la música fueron suspendidas, por lo que de alguna manera se pretende seguir con las tradiciones del Istmo y se realizará una misa de cuarenta días para cumplir con este duelo del pueblo juchiteco, explicaron los hermanos Enrique Guajiro y Gustavo López Hernández.

Explicaron que la idea es juntar a las bandas regionales para que de manera conjunta y al unísono entonen los sones regionales, antes se contempla la realización de una misa, por lo que invitan al pueblo en general a participar de este ritual.

Acompañados de los directores de varias bandas regionales informaron que se tiene que cerrar este ciclo, cumplir con el duelo de los cuarenta días y cumplir con este dolor como es tradición en el Istmo.

“Pensamos que Juchitán sufrió este dolor tan grande, perdimos a muchos paisanos y hermanos nuestros y hemos visto que Juchitán ha quedado en silencio, antes era un pueblo de música y todo el tiempo escuchábamos fuera el día que fuera música, cohetes, pero ahora está en silencio y eso nos llamó mucho la atención y creemos que debemos recuperar eso, pues es parte del ánimo para levantarnos y se nos ocurrió que podíamos hacer este ritual de nuestras tradiciones y cerrar este ciclo que nos ha tenido postrados e indecisito de cómo hacerle como sociedad para cambiar a una nueva actitud”, señaló Gustavo López.

Dijo que para el día 16 que se cumplen los cuarenta días se realizará una misa en la explanada municipal toda vez que no se puede hacer frente a la iglesia, para quienes perdieron a un ser querido, como para todo el pueblo que está sufriendo esta situación, por lo que hizo la invitación para hermanarnos y sentir que el dolor de uno es el dolor de todos.

“Después de la misa, la idea fue convocar a las bandas, instrumentos de aliento, porque pensamos que una de las cosas fuertes que tenemos es nuestras raíces, nuestra cultura, nuestros cimientos y así como las casas se derrumbaron, quizás unas paredes o los techos, la cimentación esta en píe y así queremos reconstruir la alegría en Juchitán a partir de nuestros sones más tradicionales”, destacó.

Comentó que la idea es convocar a regresar a lo que era Juchitán, toda vez que en Juchitán la música está presente en la muerte, en el nacimiento y el transcurso de toda la vida y eso es lo que se pretende recuperar, la alegría del Juchiteco.

Invitaron a la población para que acudan a la misa y a la presentación de las bandas y “piteros” Pitu nisiaba (Flauta y Tambor) que estarán participando, por lo que piden a los hombres y mujeres acudir con ropa de luto para cumplir con el ritual y dar paso a un nuevo ciclo en la vida de los juchitecos.

No hay comentarios

Deja un comentario