Mujeres en riesgo por mal uso de programas rurales: Karina Barón

0
167
  • Deben emitirse ya nuevas convocatorias con reglas justas, propone
    diputada por Oaxaca

Ciudad de México.- “2017 es un año en que la ciudadanía debe tener especial cuidado en el probable uso electoral de los programas de gobierno. El Campo en nuestras manos es la muestra”, dijo este día Karina Barón Ortiz, luego de presentar ante la Cámara de Diputados un Punto de Acuerdo relacionado con dicho programa.

La diputada oaxaqueña efectuó un análisis detallado del mismo, principalmente de las condiciones en que fueron emitidas las reglas de la primera convocatoria de este año, mismas que resultaron deficientes e indebidas.

“No contemplan que la población abierta pueda ser posible beneficiaria, sino que limitan la participación. Esta ya es una diferencia negativa en relación a años anteriores”, describió, señalando que lo grave es que Sagarpa además de limitar la convocatoria, establece criterios de asignación al menos sospechosos.

Puso el ejemplo de los municipios de donde se seleccionarán los beneficiarios, según esas reglas iniciales.

Mientras en los estados más pobres del país como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, los municipios incluidos en la estrategia del Programa “El Campo en Nuestras Manos” es menos del 10% (Chiapas, 6%, Guerrero 7% y Oaxaca, 14%); en otros estados en donde no existe una pobreza tan acentuada se cubre prácticamente todo el territorio. En el Estado de México se incluyen el 91% de los municipios; en Coahuila el 87%; y en Nayarit el 65%.

“Para quien quiere ver, no hay casualidades. Todos sabemos que la diferencia en algunos de esos estados es que tienen elecciones en las próximas semanas. Hay que cuidar el uso indebido de los recursos que deben ser para los campesinos”, sentenció Karina Barón.

Por lo anterior, la legisladora efectuó ante el pleno un exhorto a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), para que a la brevedad emita nuevas convocatorias de este programa, pero además, que los términos se ajusten a la finalidad para la cual fue concebido y no a otros intereses.

“Yo espero que el gobierno federal acepte que es mejor corregir que persistir en el error. Está en juego el trabajo y la vida de miles de personas del campo, principalmente mujeres. Justicia. Es lo que exigimos”, finalizó.

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE U OBVIA RESOLUCIÓN, PRESENTADO DIPUTADA NATALIA KARINA BARÓN ORTIZ, INTEGRANTE DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD, MEDIANTE EL CUAL SE EXHORTA A LA SAGARPA PARA QUE EMITA NUEVAS CONVOCATORIAS PARA EL PROGRAMA “EL CAMPO EN NUESTRAS MANOS”.

La suscrita Natalia Karina Barón Ortiz diputada de la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 79, numeral 2, fracciones I y III, del Reglamento de la Cámara de Diputados,  someto a consideración de esta Soberanía Proposición con Punto de Acuerdo de urgente u obvia resolución, por el que se exhorta respetuosamente a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, para que emita nueva Convocatoria del Componente “El Campo en Nuestras Manos” del Programa Apoyos a Pequeños Productores, incluyendo a todas las localidades, municipios y población objetivo del Componente “El Campo en Nuestras Manos”.

CONSIDERACIONES

En el programa de la SAGARPA denominado Apoyo a los Pequeños Productores, se encuentra el Componente “El Campo en Nuestras Manos”, dirigido al apoyo de mujeres con edad entre 18 y 65 años, que vivan en zonas rurales o periurbanas marginadas, al cual la H. Cámara de Diputados asignó en el PEF 2017 un presupuesto por 1,206.9 millones de pesos.

Los antecedentes de “El Campo en Nuestras Manos” son el Programa PROMETE (antes PROMUSAG) y Agricultura Familiar; programas que fueron siempre de convocatoria abierta para brindar apoyos en pequeños proyectos productivos a mujeres u organizaciones de mujeres del sector campesino. En la estructura programática y en la operación de recursos para las mujeres 2017 de la SAGARPA, el componente “El Campo en Nuestras Manos” vino a sustituir a aquellos programas, pero introduciendo “novedades” que afectan gravemente la operación y a la población objetivo del programa.

Para su ejercicio, el artículo 39 de las reglas de operación del Programa de Apoyos a Pequeños Productores, dividió el Componente “El Campo en Nuestras Manos” en tres modalidades: 

  1. Paquetes productivos para el autoconsumo (apoyos individuales de hasta 4,500.00 por persona);
  2. Proyectos de Producción primaria y agregación de valor; (apoyos a mujeres organizadas de 500,000.00 y hasta 3,000,000.00 por organización); y

III. Acciones de inducción estratégica, soporte técnico metodológico y seguimiento (Acciones que opera directamente la SAGARPA en apoyo a las beneficiarias).

La primera modalidad, la entrega de paquetes productivos para el autoconsumo (pollos, conejos, semillas y fertilizantes para huertos), es una estrategia obsoleta, que desde hace más de 20 años fue eliminada de las políticas públicas para el campo por prestarse a la corrupción y al manejo electoral de los apoyos; además, se demostró que no incrementan los activos ni la producción de alimentos de los beneficiarios, pues las especies de granja no se adaptan a las condiciones rurales de alimentación y enfermedades, muriendo en porcentajes muy altos; igualmente son incompatibles con el manejo de huertos de hortalizas y frutales.

Pero lo más peculiar y cuestionable en la modalidad de entrega de paquetes de autoconsumo del programa, son los procedimientos de operación hechos a modo, a través de convocatorias cerradas, para focalizar los recursos a municipios y localidades seleccionados de antemano por la propia SAGARPA, sin que medien criterios claros y transparentes para dicha selección; excluyendo a la mayoría de la población objetivo mediante decisiones políticas encubiertas con normas técnicas.

Como lo señalan las reglas de operación del programa en el artículo 39: Los apoyos serán destinados a mujeres mayores de 18 años y hasta 65 años cumplidos, en condición de pobreza y pequeñas productoras pertenecientes a los estratos E1, E2 y E3…” Lo cual nos dice que la población objetivo son todas las mujeres mayores de 18 y hasta 65 años, que vivan en el medio rural y periurbano, en condición de pobreza y sean consideradas productoras en pequeña escala, organizadas o no (estratos E1,E2 y E3). Sin embargo, el artículo 41 de las mismas reglas modifica drásticamente este criterio.

“Artículo 41. Se considerarán los siguientes aspectos para seleccionar a las personas beneficiarias:

  1. Paquetes productivos para el autoconsumo:

Vivir en localidades rurales o periurbanas de los municipios enlistados en las convocatorias que en cada Entidad se publiquen…”

Ni en las reglas de operación ni en las convocatorias publicadas en las entidades federativas, elaboradas a partir de un formato único enviado desde oficinas centrales de la SAGARPA, se establecen  criterios  para la selección de municipios y localidades; vamos, no se incluye siquiera el requisito de que dichos municipios estén considerados en la Cruzada Nacional Contra el Hambre.  Esto significa que la SAGARPA de manera centralizada o a través de sus delegaciones, resuelve los municipios y localidades que tendrán el derecho a recibir los apoyos del programa, lo cual, por una parte establece privilegios para algunos estados, municipios y localidades, y por otro excluye a la inmensa mayoría de la población objetivo.

Así por ejemplo, en el caso de Chiapas, con un total de 122 municipios, en la Convocatoria emitida por la Delegación de la SAGARPA, se incluyen únicamente 7 municipios, de los cuales se relacionan 86 localidades con derecho a participar en el programa, entre colonias periurbanas y comunidades rurales.  Los municipios son: Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Palenque, Benemérito de las Américas, Frontera Hidalgo, Motozintla y Villa Flores, de ellos ninguno califica como de muy alta marginación, 4 califican como de alta, y los 4 restantes son de media y baja marginación, de acuerdo con la tipificación del Consejo Nacional de Población (CONAPO).

En cambio, en el Estado de México, con 125 municipios, la convocatoria emitida por la Delegación relaciona 109 municipios, incluyendo más del 85% de las localidades de cada municipio, lo cual nos da varios cientos de localidades relacionadas con derecho a participar de los apoyos del programa. Una situación similar ocurre para el caso de Coahuila, en donde de 38 municipios, 33 están incluidos en la estrategia del Programa el Campo en Nuestras Manos.

En un resumen general podemos observar que mientras en los estados más pobres del país como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, los municipios incluidos en la estrategia del Programa “El Campo en Nuestras Manos” es menos del 10% (Chiapas, 6%, Guerrero 7% y Oaxaca, 14%); en cambio, en otros estados en donde no existe una pobreza tan acentuada pero existen elecciones en el presente año, se cubre prácticamente todo el territorio. Ejemplos, en el Estado de México se incluyen el 91% de los municipios; en Coahuila el 87%; y en Nayarit el 65%.

Asimismo, llaman la atención otras disposiciones de las reglas de operación de este programa. El artículo 39 también establece que para los apoyos en paquetes productivos para el autoconsumo:

“Las beneficiarias de los apoyos recibirán servicios técnicos proporcionados de manera directa a través de extensionistas, procurando un enfoque agroecológico y con perspectiva de género, para lo cual, de los recursos de inversión destinados a paquetes productivos para autoconsumo, se destinará hasta el 20%.”

En ningún otro programa de la SAGARPA se autoriza un porcentaje tan alto para gastos de asistencia técnica. Asumiendo conservadoramente que del total de los 1,206.9 millones de pesos del Componente “El Campo en Nuestras Manos”, un 50% se asigne para apoyos en la modalidad de paquetes de autoconsumo, estamos hablando del 20% de 603 millones de pesos; ello equivale a 120 millones, orientados a la contratación de servicios técnicos profesionales.

¿Pero quién contrata a estos técnicos? ¿Bajo qué criterios se seleccionan? ¿Para que realmente se contratan? Las reglas de operación y las convocatorias emitidas son omisas a este respecto.

Y las cuestiones irregulares o “llamativas” del Programa en comento no paran aquí. El mismo artículo 39 de las reglas de operación, en su fracción III, establece que para acciones de inducción estratégica, soporte técnico metodológico y seguimiento, conjunto de actividades que realizará la SAGARPA, se destinará hasta el 6% del recurso autorizado del Componente. El recurso autorizado del Componente son 1,206.9 millones de pesos; el 6% es igual a 72.4 millones, mismos que se descuentan de actividades productivas del Programa para usarlos de manera discrecional en actividades de “inducción” de la SAGARPA.

En cambio para la modalidad de “Proyectos de Producción primaria y agregación de valor”, que son apoyos para mujeres organizadas en las organizaciones sociales, solo se permite usar el 2% de los recursos autorizados para la “puesta en marcha” del proyecto y el 4% “para el diseño de marca” (artículo 39, fracción II).

Finalmente, mujeres productoras y organizaciones sociales de diversas regiones han denunciado, que si bien las convocatorias  publicadas mencionan que las ventanillas de atención se abrirían del 26 de enero al 28 de febrero de 2017,  lo cierto es que dichas convocatorias, con los requisitos y las localidades con derecho a recibir apoyos, se dieron a conocer públicamente apenas 8 días antes del cierre de las ventanillas, dejando sin opciones de participar a una parte importante de la población objetivo, incluso en los municipios y localidades seleccionadas en la convocatoria.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, sometemos a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE U OBVIA RESOLUCIÓN

PRIMERO. Se exhorta respetuosamente a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación para que a través de las Delegaciones emita nuevas convocatorias del Componente  “El Campo en Nuestras Manos” del Programa de Apoyos a Pequeños Productores, cuando menos por un nuevo período de 15 días más.

SEGUNDO. Se exhorta respetuosamente a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación para que las nuevas convocatorias a publicar por las Delegaciones  sean con carácter  abierto a todas las localidades, municipios y población objetivo del Componente “El Campo en Nuestras Manos” en el país.

Palacio Legislativo de San Lázaro, Ciudad de México, a 14 de marzo de 2017.

Suscribe

                                 Dip. Natalia Karina Barón Ortiz

 

No hay comentarios

Deja un comentario