JUCHITAN

Medidas preventivas contra enfermedades por altas temperaturas

Durante las temporadas de calor aumentan los riesgos a la salud por las complicaciones como la deshidratación a causa de las enfermedades producidas por exposición excesiva al calor ambiental como insolación, lesión térmica asociada al ejercicio, calambres y golpe de calor.

Lo anterior, debido a que se presentan cambios en el comportamiento de las personas que las hacen más susceptibles a los padecimientos citados, explicó el jefe de la Jurisdicción Sanitaria número dos Istmo, Daniel López Regalado.

Cada año, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) a través de la Jurisdicción ponen en marcha el programa de Prevención y Control de las Enfermedades Diarreicas agudas, padecimientos que afectan a la población en Temporada de Calor.

El funcionario detalló que las principales acciones del programa incluyen la vigilancia epidemiológica y atención médica con el fin de identificar y atender de manera oportuna casos de enfermedad diarreica aguda, febriles, transmitidas por alimentos, realización de estudios epidemiológicos, evaluando los riesgos para evitar brotes.

Además del monitoreo de padecimientos producidos por exposición ambiental como insolación, lesión térmica asociada al ejercicio, golpe de calor y calambres.

Explicó que todo lo anterior ocurre cuando los mecanismos fisiológicos de eliminación son insuficientes y persiste la agresión térmica, la temperatura interna del organismo aumenta hasta que se produce el golpe de calor, con pérdida de consciencia, estado de coma y en algunos casos la muerte.

Señaló que la información científica demuestra que la exposición excesiva y/o acumulada de radiación ultravioleta de fuentes naturales o artificiales produce efectos dañinos a corto y largo plazo, principalmente en ojos y piel, que van desde quemaduras, y alteraciones de la respuesta inmune hasta fotoenvejecimiento, cataratas a nivel ocular y tumores malignos de piel.

Los principales síntomas de que un menor esta deshidratado, son los siguientes: ojos hundidos, llanto sin lágrimas, mucha sed, labios y lengua secos irritabilidad, fiebre, vómito, en algunos casos, dificultad para respirar y diarrea.

En los últimos cinco años, la incidencia de las enfermedades diarreicas agudas se han mantenido en forma estable, hasta la semana epidemiológica número 29 se han registrado 22 mil 459 casos.

Los casos se encuentran distribuidos en todos los grupos etarios y la mayor incidencia se observa en los grupos de uno a cuatro años de edad y de 25 a 44, por lo que se debe incrementar la vigilancia en esta edad, ya que son más susceptibles de sufrir complicaciones.

López Regalado recomienda a la población aumentar la ingesta de líquidos en clima caluroso, no consumir alimentos ni bebidas de dudosa procedencia, de preferencia cocinar pescados o mariscos.

Al comprar estos productos, verificar que, en el caso del pescado, tenga ojos trasparentes, escamas bien adheridas, agallas de rojo y brillantes, los mariscos, patas y antenas bien adheridas, piel rígida y sin olor desagradable, ostiones, almejas y mejillones que estén con su concha cerrada o ligeramente abierta.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios