JUCHITAN

Mantener la paz y la unidad en la agencia Álvaro Obregón, el gran reto de todas y todos: Emilio Montero

El alcalde acude a entregar un tractor e implementos y da el banderazo de inicio a la construcción de un tanque elevado, con una inversión de dos millones de pesos.
“Felicito a este chamaco que está hoy con nosotros por la gran obra de unir a mi pueblo”, expresó el profesor jubilado Ricardo Martínez.

Álvaro Obregón, Juchitán, Oax.-Primero en zapoteco, luego en español, el profesor jubilado y ex agente municipal, Ricardo Martínez expresó con una emoción que le anudó la garganta: “Felicito al presidente Emilio Montero, a este chamaco que está hoy con nosotros; lo felicito por esa gran obra que ha hecho, la gran obra de unir a mi pueblo, porque otras autoridades en lugar de unir, desunieron al pueblo”.

Los aplausos inundaron la entrada de esta comunidad zapoteca en el caluroso mediodía de este primer miércoles de agosto.

Aplausos que se repitieron a lo largo de un acto programado para entregar un tractor e implementos agrícolas y dar el banderazo para iniciar la construcción de un tanque de almacenamiento de agua potable, pero que se convirtió en un acto de reconciliación largamente esperado.

Hombres y mujeres simpatizantes de varios partidos políticos, lo mismo que un buen grupo de personas integrantes de la Asamblea en Defensa de la Tierra y el Territorio, llamados aquí “comunitarios”, acudieron a recibir al Presidente municipal de Juchitán, Emilio Montero Pérez, para mostrarle su respaldo, pero sobre todo su reconocimiento, porque después de varios años de confrontación la convivencia pacífica está arribando a este lugar de campesinos y pescadores.

Luego de pedir al agente municipal, Jacinto Alonso Jiménez, recién electo, “que gobierne con humildad y sin soberbia”, Emilio Montero se comprometió a gestionar una mesa de trabajo con el Gobierno Federal y el estatal, para poder atender el rezago que presenta Álvaro Obregón.
Aseguró que desde el Ayuntamiento juchiteco se harán ahorros para empezar con la pavimentación bajo tequio, arreglar los caminos cosecheros, incrementar superficies de siembra, comenzar con la recolección de basura, impulsar el deporte, remozar el local que ocupa la agencia y el parque central.

Pero adelantó: “No soy un mago para resolver rezagos de tantos años causados por el abandono, pero sí vamos a marcar un precedente, vamos a trabajar con el pueblo y a iniciar la curva de la pacificación”.

Y remachó: “Vamos a mostrarle a la gente, al país, a quienes han hecho política, que podemos buscar consensos, construir acuerdos para beneficiar a la ciudadanía”.

En ese marco, el alcalde Emilio Montero expuso el propósito del Ayuntamiento para trabajar con este pueblo asentado a orillas de la Laguna Superior, para escuchar y atender sus demandas; “vendremos con la frecuencia que ustedes nos permitan”, les dijo.

Contagiado por el calor humano, y acompañado por los concejales: Ana Gabriela Nicolás Vera, Jorge Valdivieso Ruiz, Tizoc Morgan de la Cruz, René Vásquez Castillejos y Mariano Rosado López, exclamó:

“Me emociona estar con ustedes, me hierve la sangre de alegría, porque estamos contribuyendo a lograr la pacificación, y el gran reto es mantener esta unidad, esta pacificación, para beneficio de todos los habitantes de Álvaro Obregón”.

En ese tenor, manifestó su agradecimiento a las y los asistentes por la recepción y envió un mensaje de reconocimiento “a nuestros amigos Comunitarios, que hoy caminan solidarios hacia la paz que esta comunidad ha estado esperando largamente”.

El joven alcalde no dudó en expresar que su toma de decisiones parte de escuchar a los mayores, a la gente con experiencia. “Me subo en hombros de la gente mayor, de la gente que ha vivido y sabe mucho, por eso puedo ver un poco más lejos para tomar las mejores decisiones”.

Viendo el colorido de las enaguas femeninas y los rostros bronceados por el fuerte sol del trópico, saludó a las mujeres valientes y a los hombres de este lugar “que son aguerridos soldados del General Charis, y quiero ser parte de este ejército de luchadores, ¡con Álvaro Obregón sí camino las carreteras para demandar apoyos al campo!”.

Sabedor de que el origen del conflicto interno que había estado viviendo esta comunidad está relacionado con el interés de empresas eólicas por instalarse en este territorio, Emilio Montero adelantó que propondrá al cabildo juchiteco un punto de acuerdo para asumir el compromiso de que no se va a permitir la construir de ningún parque eólico en esta agencia.
Vivas y aplausos rubricaron este compromiso.

Luego de asegurar que seguirá caminando al lado del pueblo, el munícipe hizo entrega de un tractor de doble tracción, con motor de 71 caballos de fuerza y ahorrador de diésel, así como una rastra, surcadora, desgranadora de maíz, fumigadora de mochila, motobomba y cava hoyos mecánico, que tuvieron un costo de 976 mil 800 pesos, adquiridos con recursos del Ayuntamiento.

Enseguida, y acompañado por concejales, el agente municipal y pobladores, dieron el banderazo para iniciar la construcción de un tanque de almacenamiento de agua potable (tanque elevado), con capacidad de 20 metros cúbicos, que permitirá resolver las necesidades de este lugar; la obra requerirá una inversión de un millón 107 mil 502 pesos, provenientes del Ramo 33 federal.

Los aplausos y las vivas a la colonia Álvaro Obregón, como es conocido este lugar, vivas a Juchitán y al General Charis, llenaron el ambiente. Los rostros morenos expresaron su alegría, recordando seguramente las palabras del profesor Ricardo: “La gran obra de unir a mi pueblo”.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios