• Con el equinoccio de primavera la duración del día es igual a la de la noche

Es marzo y muchos se preguntan cuándo llegará la primavera, ya que eso significa que comenzarán a descender las frías temperaturas del invierno para dar paso a las cálidas.

En este año, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) el equinoccio de primavera llegó  este lunes 20 de marzo a las 04:29 horas, tiempo del centro.

El fin de esta se presentará el 21 de junio para darle paso al verano, por lo que tendrá una duración de 92 días.

El nombre de esta temporada viene de “prime” y “vera” que significa“el buen tiempo”.

Equinoccio de Primavera.

Este 20 de marzo a las 4:28am, hora de la Ciudad de México (10:28, tiempo universal), tendrá lugar el equinoccio de primavera en el hemisferio norte y el equinoccio de otoño en el hemisferio surf. Este es el día que marca el equilibrio de la luz y la oscuridad, lo cual es el sentido del término “equinoccio” (palabra que significa “noche igual”).

Tradicionalmente, el equinoccio es una fecha que se celebra entre culturas cercanas a la naturaleza y a la adoración del sol. Se cree que incluso la Pascua originalmente estaba asociada al equinoccio de primavera o equinoccio vernal. Vestigios de esto pueden observarse entre las celebraciones que realizan cultos paganos y místicos en sitios arqueológicos en diferentes partes del mundo.

El equinoccio marca el ingreso del Sol al signo de Aries, un signo de fuego que designa la acción y el comienzo. Este es el año nuevo para la astrología. Es también el momento de la siembra para la agricultura tradicional y para la alquimia el momento de recoger el rocío, el cual está bañado por el spiritus mundi o semen de la naturaleza, que vitaliza la medicina espagírica.

En el caso del equinoccio de otoño en el hemisferio sur el simbolismo es el opuesto y se trata del momento en que inicia la muerte de la naturaleza, hasta culminar en el renacimiento del solsticio de invierno, el momento en el que los romanos celebraban el Sol Invictus.

Siempre estas fechas, los equinoccios y los solsticios, son buenas oportunidades de observar el entorno y nuestra relación con los ritmos de la naturaleza en el afán de conservar energía y encontrar significado a la existencia mundana, mirando en el espejo del cosmos. Los patrones de la naturaleza probablemente sean más sanos que los patrones artificiales del mundo corporativo moderno; para la naturaleza el tiempo es ritmo y energía particular del momento, mientras que para el mundo industrial moderno, el tiempo es dinero y todos los momentos tienen un único valor monetario.

No hay comentarios

Deja un comentario