Realmente vimos una gran escasez de apoyo: Adrián Castor

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Adrián Castor Jefe de la brigada de Rescate Topos Tlatelolco, reconoció que la ayuda a los damnificados del sismo de 8.2 grados en la escala de Richter ocurrido la noche del pasado 7 de septiembre y daño severamente a los municipios del Istmo y sobre todo a Juchitán fluye muy lenta.

Indicó que normalmente los primeros días de la desgracia es común que ocurra, pero cuando existe una buena coordinación y organización perfecta del Gobierno, comienzan a darse soluciones muy, muy rápido, de respuesta inmediata, de tratar de implementar acciones para la gente que sufrió daños.

“Sabemos mucha gente no se quiere ir a los albergues, por su pertenencias porque si se van se lo roban y que hacen cubrirse con lo que tienen , pero no vimos lonas, ni casas de campaña, más lo que la propia gente tenía, lo que vimos es una respuesta muy lenta por parte de las autoridades”, destacó.

Topos es una brigada de rescate voluntario, autosuficiente no gubernamental ni comercial y fueron convocados mediante una carta enviada por la Sindica Hacendaria maría Cruz Velázquez ante el desastre ocurrido en Juchitán, lamentablemente no hubo la sensibilidad de las autoridades municipales, quienes inclusive en su momento rechazaron la ayuda, por lo que la síndica asumió la responsabilidad de otorgar los alimentos y cobijo a los elementos de este grupo de rescate.

“El accionar de la brigada de rescate Topos Tlatelolco es reportarse con las autoridades que estén coordinando el desastre y en este caso acudimos con Protección Civil, nosotros acudimos por el llamado de la profesora que nos envió una carta, asistimos y de alguna manera Protección Civil era quien nos estaba asignando las tareas y amablemente la profesora nos puso a disposición las camionetas con las que nos trasladarnos en Juchitán, también nos procuró alojamiento y alimentación”, aseguró.

Señaló que en cuestión de desastre es un gran caos el que se encontraron en Juchitán, desolación de la gente y llegaron a lugares en donde prácticamente nadie había llegado.

“Participamos en varias actividades con protección civil, porque ya las tareas de rescate eran pocas sin embargo tomando las medidas pertinentes para que los muros no se cayeran, o la gente pudiera pasar, valorando los inmuebles, vamos haciendo este tipo de actividades para que ya no se complicara más la situación”, agregó.

“Realmente vimos una gran escazes de apoyo a lo que era protección civil, las personas que estaban no podían multiplicarse porque el numero era mínimos, así como los apoyos que tenían además de no haber coordinación, la única cabeza importante que conocimos fue al jefe de protección civil, al coordinador y a la profesora María Cruz y su personal, pues fueron los que de alguna manera como autoridad nos dieron la oportunidad de llegar a los lugares en donde a veces no se podía llegar, si no te conocen”, comentó.

Finalmente el Jefe Castor dijo que nunca conocieron a la presidenta municipal, pasó por ahí en algún lugar donde estaban trabajando y alguien comento que era ella, pero nunca hubo algún acercamiento.

Este jueves los integrantes de brigada de rescate Topos Tlatelolco se regresaron a la Ciudad de México y este viernes cuando iban llegando un vehículo que fue a recogerlos fue infraccionado porque se paró al parecer en doble fila mientras subían su equipo y pese a explicar que venían de apoyar en el terremoto el oficial no se las perdonó.

Finalmente Adrián Castor expresó sentirse satisfechos por haber ayudado y aunque el trabajo fue muy arduo, los topos pusieron su granito de arena en esta desgracia, “Las personas que estuvieron al lado tuvieron una gran disposición de recibirnos y atendernos, por eso queremos también agradecerles y aunque el trabajo fue arduo nos queda una gran satisfacción de ayudar”.

No hay comentarios

Deja un comentario